1. home
  2. /Tecnología

El rapero Kanye West compra una red social ‘incancelable’

Se trata de Parler, la nueva adquisición del exmarido de Kim Kardashian que promete dar mucho que hablar

2 Minutos de lectura
Rapero

El rapero más famoso del mundo promete convertirse en el nuevo icono de los conservadores en EEUU

© GettyImages

Kanye West es una de las celebrities estadounidenses más famosas. Su excelsa obra musical, repleta de escándalos y contratos millonarios, se mezcla con su agitada vida personal, que compartía desde 2014 con Kim Kardashian, hasta su divorcio en marzo de este año. Pero esta vez, Kaney ha sido portada por algo que no tiene que ver con ninguna de estas cosas, sino con una inversión millonaria al más puro estilo Elon Musk.

Kanye West
Kaney West cuenta con una fortuna estimada de 5.600 millones de euros ©GTres

Su última ‘locura’ ha sido la de comprar una plataforma para protestar contra lo que considera la censura de Facebook y Twitter. Se trata de Parler, una incipiente red social que presume de ser ‘incancelable’.

La agitada vida y obra de Kaney West

La vida privada de Kanye West da para una película, que seguramente acabará estrenándose tarde o temprano. El rapero está considerado como uno de los últimos prodigios del hip-hop y ha lanzado 11 discos ampliamente reconocidos por la crítica como algunos de los mejores álbumes del género en la última década.

Pero, al mismo tiempo, su obra siempre ha estado rodeada de polémica. Quizá para alejarse de eso, en 2021 tomó la decisión de cambiar legalmente su nombre por el de Ye. Un apodo que, además de estar formado por las dos últimas letras de su anterior nombre, tiene una fuerte connotación religiosa.

“Ye quiere decir tú (en la versión en inglés arcaico), así que yo soy tú, soy nosotros. Es la palabra que más veces aparece en el Libro Sagrado y por eso es tan importante para mí”, explicaba recientemente en una entrevista.

Aunque este cambio de nombre es solo una de sus muchas polémicas. Probablemente, la más conocida sea cuando decidió airear más de 100 páginas de contratos confidenciales en su cuenta de Twitter. Para los que se atrevieron a descifrarlos, como el youtuber Jaime Altozano, esta revelación podría ser una ventana abierta al farragoso mundo de los derechos editoriales.

El peligro de la libertad de expresión

A la luz de los hechos, parece que West es muy dado a compartir su opinión en redes sin ningún tipo de filtro. Tanto es así que Twitter censuró uno de sus tuits más polémicos, por considerarlo antisemita. El mensaje, ahora eliminado de la plataforma, decía que “los judíos habían estado jugando” con él, y que habían “intentado excluir a cualquier que se opone a su agenda”.

Este y otros episodios han hecho que West, que también dirige negocios de moda y deportes, fuera bloqueado tanto en Instagram como en Twitter a principios de este mes. Así las cosas, el rapero ha anunciado que comprará la red social Parler. Una plataforma que él mismo ha definido como un lugar “de libertad de expresión incancelable”.

Kanye West y Kim Kardashian
Además de por su música, Kaney West es conocido por haber sido el marido de Kim Kardashian desde 2014 hasta marzo de este año ©GettyImages

Así lo han hecho público ambas partes en un comunicado de prensa, donde se explica que esta adquisición “ayudará a las personas a expresar sus opiniones conservadoras libremente”. De hecho, Parler se considera el último refugio para los conservadores en Estados Unidos y ha atraído a simpatizantes del expresidente Donald Trump hasta lograr un total de 250.000 usuarios activos.

“La adquisición propuesta asegurará a Parler un papel futuro en la creación de un ecosistema incancelable donde todas las voces sean bienvenidas”, explica la compañía en su comunicado.

Como parte del acuerdo, cuyos términos financieros no han trascendido, Parler acordó vender completamente la empresa a West, pero la red social continuará recibiendo soporte técnico de Parlement Technologies.

West, que ha acusado a Meta y Twitter de censurarlo en las últimas semanas, ha hecho también su propio comunicado. “En un mundo donde las opiniones conservadoras se consideran controvertidas, tenemos que asegurarnos de que tenemos el derecho a expresarnos libremente”, sentencia.