1. home
  2. /Tecnología

¿Merece la pena el ahorro de los productos reacondicionados?

Este método de compra permite obtener grandes descuentos en productos tecnológicos

2 Minutos de lectura
Un smartphone dentro de una caja

El reaprovechamiento de la tecnología ofrece una solución más sostenible para el medio ambiente

© GettyImages

El mundo de la tecnología avanza cada vez más rápido. Actualmente, casi todos los fabricantes de smartphones lanzan varios modelos de teléfonos al año, mientras que los ordenadores también se renuevan cada temporada con nuevas funcionalidades. Al margen de si esta burbuja de novedades tendrá final o no, en los últimos años ha ido ganando fuerza una nueva tendencia: la de los productos reacondicionados.

Un teléfono móvil por dentro
Con un pequeño reajuste, muchos productos tecnológicos pueden tener una segunda vida ©GettyImages

Esta forma de obtener tecnología a un mejor precio tiene muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Por eso, nos hemos propuesto contarte un poco más sobre ella para que puedas tomar la mejor decisión.

¿Qué son los productos reacondicionados?

Los productos reacondicionados son un término que hace referencia a productos, generalmente tecnológicos, de segunda mano. Puede que hayan sido modelos de exposición, que hayan servido como banco de pruebas para un equipo de desarrollo, o bien, que hayan sido disfrutados por otra persona... hasta que esta la devolvió por presentar algún defecto de fabricación.

Este tipo de defectos pueden ser una batería en mal estado, una pantalla rota o cualquier problema interno. Siempre que el producto esté en garantía, muchos fabricantes optan por reemplazar el dispositivo para el usuario que lo compró. Sin embargo, el producto que se queda la empresa no va a parar a la basura.

Estos teléfonos todavía tienen una larga vida por delante, razón por la cual los fabricantes los reparan. Muchas veces, solo se necesita un simple cambio de batería o el reemplazo de una pieza defectuosa, para obtener de nuevo un dispositivo plenamente funcional.

Un precio mucho más bajo

El hecho de que estos productos no sean nuevos hace que las empresas puedan venderlos mucho más baratos. Un rápido vistazo a la tienda de reacondicionados de Apple permite encontrar rebajas de más de 200 euros en teléfonos tan potentes como el iPhone 12 Pro Max.

Una chica utiliza su teléfono móvil en la cocina
Los teléfonos reacondicionados son mucho más económicos que los nuevos ©GettyImages

Este ahorro tiene, además, una ventaja medioambiental. Se estima que la fabricación de los smartphones es la parte del proceso que más contamina. De este modo, se pueden volver a usar dispositivos móviles que cuentan con funcionalidades de primer nivel.

Las desventajas de comprar reacondicionados

Pero no todo son ventajas. Lo cierto es que, como siempre, existen algunas empresas reacondicionadoras que venden productos en esta categoría, a modo de estafa. Por eso, es muy importante acudir a vendedores de confianza para poder realizar transacciones totalmente seguras.

De hecho, un producto reacondicionado debe disfrutar, por ley, de una garantía de 24 meses, la misma que los teléfonos nuevos. Una cobertura que incluye los problemas electrónicos que pueda tener el dispositivo durante ese tiempo.