1. home
  2. /Tecnología

Así es la nueva tecnología que puede leer el lenguaje corporal sin usar cámaras

Google está desarrollando una nueva herramienta de inteligencia artificial de lo más útil

2 Minutos de lectura
Este uso de la cámara del móvil puede ser muy útil para el teletrabajo

Tu ordenador podría detectar cómo te sientes en un futuro próximo (sin necesidad de utilizar la cámara)

© GettyImages

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios en internet es que la cámara de su ordenador portátil o su smartphone les espíe. Pero ¿qué pasaría si estos dispositivos fueran capaces de analizar el comportamiento del usuario sin grabarlo? Pues eso es exactamente lo que están investigando en Google: un sistema capaz de leer el lenguaje corporal del usuario sin necesidad de usar cámaras para ello.

Una chica haciendo una videollamada con su móvil
Las cámaras están por todas partes, desde el teléfono hasta el ordenador ©GettyImages

Esta nueva funcionalidad dejaría de lado el invasivo uso de cámaras para centrarse en incorporar una serie de radares implementados con inteligencia artificial. El resultado ya se está probando y es de lo más prometedor.

Un dispositivo que se adapta al usuario

Imagina un mundo en el que tu smart TV detiene tu serie favorita cuando detecta que has levantado para ir al baño. Bueno, ya existen auriculares que detectan cuando te los quitas para poner la canción en pausa, pero esto iría un paso más allá. De hecho, también podría servir para que el ordenador detectase que el usuario está estresado en el trabajo, para reproducir música relajante.

Teletrabajo, una fórmula que funciona
Esta tecnología de Google no depende de una cámara que observa lo que está haciendo la persona, sino que utiliza un radar ©GTres

Por muy futuristas que parezcan estas ideas, la mayoría de estas cosas se están probando actualmente. Sin embargo, una de las principales razones por las que estas tecnologías no han despegado es que estos sistemas necesitarían utilizar cámaras para registrar y analizar el comportamiento de los usuarios.

El uso invasivo de la tecnología

El problema con el uso de cámaras en dichos sistemas es que plantea un montón de preocupaciones sobre la privacidad. Después de todo, las personas están bastante preocupadas con los ordenadores y smartphones. Pero, para solucionarlo, Google está trabajando en un nuevo sistema que registra y analiza el movimiento y el comportamiento de los usuarios sin usar cámaras.

Esta nueva tecnología hace uso de un radar para leer los movimientos del cuerpo y comprender el estado de ánimo del usuario, para luego actuar en consecuencia. La idea es que estos dispositivos puedan emplear un radar para crear conciencia espacial y monitorizar el espacio en busca de cambios.

Los trípodes son accesorios muy útiles para utilizar el móvil como webcam
La nueva propuesta del buscador atiende al movimiento corporal para detectar si el usuario quiere o está listo para interactuar ©GettyImages

Esta no es la primera vez que Google juega con la idea de utilizar estímulos basados en la conciencia espacial para sus dispositivos. En 2015, ya presentaron el sensor Soli, que empleaba ondas electromagnéticas basadas en radar para detectar gestos y movimientos precisos.

El píxel más inteligente

Pero su lanzamiento más sonado fue el del Pixel 4. El teléfono inteligente de Google contaba con un sensor que reaccionaba ante gestos manuales simples. De este modo es capaz de ejecutar tareas básicas, como posponer alarmas, pasar entre canciones o tomar capturas de pantalla.

Presentación del Pixel 4 de Google
El teléfono inteligente de Google es capaz de detectar los movimientos del usuario sin utilizar la cámara ©GettyImages

Una tecnología que también está ya disponible en la pantalla inteligente Nest Hub, con la que el dispositivo es capaz de estudiar los patrones de movimiento y respiración de una persona que duerme a su lado.

Y es que los estudios y experimentos con el sensor Soli están dando sus frutos. Ahora, los ordenadores pueden reconocer nuestros movimientos cotidianos y usarlos para tomar nuevos tipos de decisiones. Sin duda, un prometedor futuro para mejorar la privacidad de los usuarios, al tiempo que se añaden nuevas funcionalidades.