1. home
  2. /Tecnología

Esta es la arriesgada profecía de Bill Gates sobre los smartphones

El fundador de Microsoft teoriza sobre cuál podría ser el futuro de estos dispositivos

2 Minutos de lectura
Fundador de Microsoft

El futuro de los teléfonos móviles podría pasar por una nueva y sorprendente tecnología

© GettyImages

Hablar de Bill Gates es hacerlo de uno de los multimillonarios más conocidos del planeta. Después de fundar Microsoft con tan solo 20 años, su ambiciosa carrera le llevó a crear Windows, el que es actualmente el sistema operativo de ordenador más usado. Por eso, cada vez que Gates habla, el mundo de la tecnología se para a escuchar.

Cofundador de Microsoft
Bill Gates es uno de los multimillonarios con mayor visión de futuro ©GettyImages

En esta ocasión, lo ha hecho para lanzar una de sus curiosas profecías: ya cree saber cuál será la próxima tecnología que reemplazará a los smartphones. Una innovación que permitiría a millones de usuarios prescindir incluso de la pantalla.

El ascenso de Chaotic Moon

Se trata de los tatuajes electrónicos, una innovadora tecnología que se está poniendo muy de moda en el mundo tecnológico. De hecho, Chaotic Moon, la empresa que los comercializa, recibió un gran apoyo económico con la compra por parte de la consultora Accenture en 2015 y actualmente se encuentra lista para comercializarlos en masa.

Este estudio estadounidense de tecnología creativa fue fundado en 2010 en Austin, Texas y cuenta con una división especializada en productos tecnológicos. Y es aquí donde ha brillado una de sus propuestas: la tinta electrónica.

¿Qué es la tinta electrónica?

Aunque también se denomina así a la tecnología que incorporan las pantallas de los libros electrónicos, en esta ocasión hablamos de otro compuesto. En concreto, uno que permitiría expandir las posibilidades actuales de los tatuajes más allá de la estética.

Tatuaje
Los tatuajes electrónicos podrían reemplazar a los smartphones... según Bill Gates ©GettyImages

Por ejemplo, con la incorporación de chips NFC microscópicos que permitieran los pagos móviles con la palma de la mano. La clave está en los nanotransmisores, unos diminutos aliados cibernéticos capaces de enviar y recibir información.

Así, esta tecnología daría lugar a múltiples aplicaciones que parecen sacadas de un relato de ciencia ficción. Desde la posibilidad de detectar fiebre o infecciones, hasta enviar o recibir mensajes, geolocalizar a un usuario e incluso realizar y recibir llamadas telefónicas.

Un futuro incierto

Sea como sea, lo cierto es que esta tecnología aún se encuentra en fase de desarrollo. Esto supone que aún están en el aire sus aplicaciones prácticas, así como su implementación dentro del cuerpo humano.

No obstante, para Bill Gates este sería el próximo gran salto de la humanidad en materia de telecomunicaciones. Según ha explicado, su idea es que esta tecnología se pueda usar en el futuro como un GPS más. Algo que podría derivar, con el tiempo, en una tecnología que todos podamos llevar tatuada en nuestra propia piel.