1. home
  2. /Tecnología

¿Puede una inteligencia artificial evitar una discusión con la pareja?

Así es como funcionan los sistemas inteligentes capaces de entender emociones humanas

2 Minutos de lectura
Vida plena y felicidad

Existen inteligencias artificiales capaces de ayudar en la mediación de conflictos entre personas

© GettyImages

La inteligencia artificial cada día está más presente en nuestras vidas. Aunque no lo creas, prácticamente cualquier dispositivo de los muchos que utilizas a diario funciona con algún tipo de IA. De hecho, en las redes sociales se está volviendo cada vez más popular para moderar contenidos.

Apps de social media y redes sociales
Las redes sociales están empezando a usar inteligencia artificial para crear un ambiente más saludable entre sus usuarios ©GettyImages

Por ejemplo, Twitter advierte a los usuarios que lo piensen dos veces antes de publicar un tuit que puede resultar polémico. Del mismo modo, Facebook ya utiliza sus “alertas de conflicto” para moderar de manera automática los grupos, alertando a los administradores para que revisen ciertos contenidos que entiende como “conversaciones contenciosas o no saludables”.

Existen muchos más ejemplos, como la pulsera inteligente Halo de Amazon. Este pequeño gadget monitoriza las conversaciones de los usuarios (siempre que lo permitan en sus opciones de privacidad) para reconocer si tienen estrés por el tono de su voz. La gran pregunta es ¿puede realmente un algoritmo ayudarnos a ser más amables entre nosotros?

Una IA para mediar

La respuesta, como ya habrás podido imaginar, es que sí. Actualmente esta tecnología está más que implementada. De hecho, la mayoría de las comunicaciones que llevamos a cabo a lo largo del día, especialmente desde la pandemia, ocurren mediadas por una inteligencia artificial.

Desde las aplicaciones de mensajería a las redes sociales, pasando por aplicaciones de videollamadas como Zoom. Entonces, ¿puede una aplicación conocer nuestros sentimientos mejor que nosotros mismos? De nuevo, puedes imaginar cuál puede ser la respuesta a esta pregunta.

En ese sentido, ya existen programas piloto que están más cerca de lo que crees de realizar terapia basada en inteligencia artificial. Según publica la revista Wired, Jai Kissoon, cofundador de OurFamilyWizard, es la responsable de una herramienta de comunicación para parejas divorciadas lanzada en 2001.

Su funcionamiento despertó el interés de los juzgados de mediación para familias de Estados Unidos, que dieron luz verde para un proyecto piloto con 40 familias. El resultado fue que OurFamilyWizard fue utilizado por alrededor de un millón de personas y, actualmente, muchos abogados la recomiendan como una práctica más, ya que puede disuadir el acoso y los malos tratos familiares.

Software para mejorar las relaciones

En este sentido, parece que la IA se ha convertido en una característica cada vez más destacada para mejorar las relaciones humanas. Por ejemplo, la investigadora Adela Timmons, psicóloga de la Universidad Internacional de Florida, estudió a 34 parejas jóvenes con pulseras de actividad. En el estudio, se midieron los latidos del corazón y les dieron smartphones para escuchar sus conversaciones.

Robots sonrientes
Los algoritmos con los que funcionan algunos sistemas de inteligencia artificial son capaces de entender la felicidad y la tristeza ©GettyImages

Al comparar estos datos con encuestas en las que las parejas describían su estado emocional y las discusiones que tenían, Timmons y su equipo desarrollaron modelos para determinar cuándo una pareja tenía una alta probabilidad de discutir. Los factores desencadenantes solían ser una frecuencia cardíaca alta, el uso frecuente de palabras como “tú” y elementos contextuales, como la hora del día o la cantidad de luz en una habitación.

Los resultados hablan por sí solos. En el estudio de las parejas, el algoritmo tuvo una precisión del 86% en la detección de conflictos y pudo generar una correlación con el estado emocional de las parejas. Sin duda, herramientas digitales que pueden conducir a una mejor interacción emocional entre humanos.