1. home
  2. /Tecnología

El imperio de Mark Zuckerberg es hoy menos imperio tras la mayor caída mundial de sus plataformas

Durante más de seis horas Facebook, Instagram y WhatsApp fueron inaccesibles y a continuación te contamos cuáles fueron los motivos

2 Minutos de lectura
Caída del servicio

La caída afectó a 3.500 millones de personas, más o menos la mitad de la población mundial

© GettyImages

Más de seis horas a nivel global: así ha sido la peor caída de la historia reciente de Facebook, Instagram y WhatsApp. Las aplicaciones y herramientas de la empresa fundada por Mark Zuckerberg estuvieron inaccesibles para unos 3.500 millones de personas, más o menos la mitad de la población mundial. ¿Por qué sucedió?

Durante el tiempo que duró la caída, Whatsapp no permitía enviar ni recibir mensajes, en Instagram no se podían actualizar las publicaciones y no era posible acceder a Facebook. Las consecuencias fueron más allá afectando, también, a Oculus (su servicio de realidad virtual) y a las herramientas de comunicación interna.

En el comunicado oficial explicaban lo siguiente: “Nuestros equipos de ingeniería han constatado que los cambios de configuración en los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos generaron problemas que interrumpieron esta comunicación. Esto tuvo un efecto en cascada debido a la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios”. Y añadían: “Creemos que la causa principal fue un cambio de configuración defectuoso”.

Caída del servicio
Con la caída, la fortuna de Mark Zuckerberg se ha reducido en 5.165 millones de euros en u solo día ©GettyImages

El sistema DNS

Los expertos apuntan a que la clave fue el sistema DNS, el encargado de convertir la URL que escribimos en el navegador en una dirección IP para acceder al servidor donde está web a la que queremos dirigirnos: ni había acceso al DNS ni forma de llegar hasta él. Esto se produjo, según explicaba Rafa Merino en Twitter, porque se habrían borrado las tablas BGP de Facebook.

El problema es que no podían reconfigurar sus BGP porque Facebook hospeda sus propios servidores DNS… y el acceso no era posible. A esto había que añadir que tampoco podían comunicarse entre ellos mismos porque hospedan su propio correo. Necesitaban, por lo tanto, acceder físicamente a los servidores donde están las BGP y para volver a configurar todas las rutas DNS, internas y externas.

Caída del servicio
La clave estuvo en el DNS, el sistema de nombres de dominio: ni había acceso ni forma de llegar a él ©GettyImages

Y aquí apareció un nuevo problema: los empleados de Facebook no podían entrar a los edificios porque las puertas se conectan a sus servidores para comprobar el ID de acceso. Así las cosas, todo apunta a que tuvieron que enviar un equipo al ‘datacenter’ de California para restablecer la configuración manualmente.

Pérdidas para la empresa y para Mark Zuckerberg

La caída de Facebook ha tenido consecuencias en la Bolsa: sus acciones se han desplomado un 4,9 por ciento. Y la fortuna de Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook, también se ha resentido: este lunes su fortuna se redujo en 5.165 millones de euros hasta los 105.039 millones. Algo que ha provocado su descenso en la Lista Forbes de las principales fortunas del mundo: ha pasado del quinto al sexto puesto.