1. home
  2. /Tecnología

Esta es Rozy: una influencer virtual que factura más de 600.000 euros al año

Ha sido creada mediante inteligencia artificial y debido a su gran realismo las marcas se la rifan

2 Minutos de lectura
Rozy: una influencer virtual creada con inteligencia artificial

¿Son los influencers virtuales el futuro de redes sociales como Instagram?

© Instagram de @rozy.gram

El negocio de los influencers crece cada año en todo el mundo. No es raro oír que algunas de la más conocidas puedan llegar a facturar cifras de escándalo solo por promocionar un producto o servicio en sus redes sociales.

Sin embargo, hoy te traemos una historia aún más curiosa. Se trata de Rozy, una influencer millonaria que cifra sus ingresos en más de 600.000 euros al año. Pero lo más sorprendente de todo es que no es una persona real.

La cuenta de esta influencer virtual ha sido desarrollada usando un algoritmo de inteligencia artificial. Una tecnología que ha sido capaz de crear una ‘persona’ nueva a partir de millones de imágenes de usuarios reales.

¿Quién es la influencer Rozy?

Rozy es una de las influencers más conocidas de Corea del Sur. Su cuenta de Instagram cuenta con cerca de 100.000 seguidores y ya tiene el apoyo de más de 100 marcas que ya han contado con sus servicios.

No es extraño. Si revisas su perfil de Instagram podrás observar que es perfecta. No tiene ni un fallo y en todas las fotos luce ideal. Tan perfecta que no es real, aunque eso no le ha impedido triunfar en un negocio donde la imagen prima por encima de todo.

La idea hay que atribuírsela a la empresa surcoreana Sidus Studio X. Una compañía especializada en diseño gráfico que en 2020 lanzó a las redes a una joven de 22 años que no envejece y que, pase lo que pase, siempre muestra su mejor versión.

Lo más curioso de todo es que Rozy aparece en todo tipo de situaciones y lugares emblemáticos de todo el mundo. Ni el COVID ni las restricciones han podido frenar su particular ‘vuelta al mundo’ virtual.

Rozy no es la única

En Corea del Sur parece que este tema ya está más que normalizado. De hecho, existen otras Rozy que las marcas usan para promocionar sus servicios. Por ejemplo, la compañía de ShinhanLife ha empleado una influencer virtual para atraer mejor a los clientes más jóvenes, según explica la compañía.

“A diferencia de los anuncios de seguros existentes, seleccionamos nuestro modelo principal para acercarnos a los millennials y a la Generación Z de una manera más familiar”, comenta Lee Sung-tae, vicepresidente ejecutivo de ShinhanLife.

El año pasado, Ikea presentó a una influencer virtual llamada Imma en un anuncio en Japón. Imma tiene actualmente más de 339.000 seguidores en Instagram, y subiendo, lo que hace pensar que el sistema funciona. Aunque la más conocida es Lil Miquela, que tiene ya más de 3 millones de seguidores en su cuenta.

David Backpacker, el ejemplo español

Por si te lo estabas preguntando, los países asiáticos no son los únicos que cuentan con influencers virtuales. De hecho, en 2019 la empresa española H2H daba vida a David Backpacker, un ‘chico’ malagueño de 25 años y estudiante de derecho.

Una fachada tras la que se esconde un influencer capaz de anunciar cualquier producto y de salir siempre bien en las fotos, como demuestra su perfil de Instagram. ¿Moda loca o tendencia de futuro? Solo el tiempo lo dirá.