1. home
  2. /Tecnología

Ryan Reynolds: ‘Tuve que ponerme un límite con los videojuegos’

El protagonista de la película Free Guy habla sobre su relación con esta forma de entretenimiento

2 Minutos de lectura
Ryan Reynolds: “Tuve que ponerme un límite con los videojuegos”

Ryan Reynolds tuvo que establecer límites para no pasarse el día jugando a videojuegos mientras se documentaba para su papel en Free Guy

© GettyImages

Los videojuegos ocupan una parte muy importante en la vida de miles de personas. Ya sea como un entretenimiento puntual, su principal forma de ocio o incluso como un trabajo a tiempo completo, estas aplicaciones ofrecen todo lo necesario para pasar horas delante de la pantalla.

Sin embargo, la mayoría de los videojuegos están creados específicamente para atrapar al jugador y hacer que pase las máximas horas posibles jugando. Esta fue una de las preocupaciones del conocido actor Ryan Reynolds a la hora de rodar su nueva película: Free Guy.

Ryan Reynolds: “Tuve que ponerme un límite con los videojuegos”
El popular actor se metió realmente en el papel del personaje que interpreta en Free Guy©GettyImages

Un film que ya desde el título contiene un claro guiño a esta situación. Free Guy, o hombre libre en su traducción al español, narra la historia del personaje de un videojuego que toma conciencia de estar atrapado en ese mundo digital. En otras palabras, dentro del videojuego es ‘libre’, pero sus acciones están determinadas por lo que los jugadores deciden que haga.

Una pregunta muy interesante que ya se ha planteado en otras ficciones como la genial serie sobre tecnología Black Mirror: ¿qué pasaría si la inteligencia artificial de un videojuego tomara conciencia propia?

El mundo ‘real’ de los videojuegos

Esto es precisamente el centro de la trama de Free Guy, en la que Guy, interpretado por Reynolds, es un amable trabajador de un banco que nunca pierde la sonrisa. Ni siquiera cuando se ve envuelto en las situaciones más peliagudas, como ser rehén en un atraco.

Sin embargo, todo cambiará cuando descubre que su vida es una mentira, dado que no es otra cosa que un personaje no jugable de un videojuego violento y cargado de acción. Entonces, comenzará una aventura para tratar de frenar al creador de ese mundo virtual, que quiere destruir los servidores donde viven él y sus amigos.

“Existen muchos elementos reconocibles dentro de la película de juegos como Grand Thefth Auto, Fortnite o juegos de formatos similares. Para hacer la película tuve que empaparme tanto como me fuera posible de estos temas”, explica Reynolds en una entrevista a la BBC.

Ryan Reynolds: “Tuve que ponerme un límite con los videojuegos”
La película, estrenada hace poco, todavía puede verse en las principales carteleras de cine ©GettyImages

Sin embargo, el protagonista de Free Guytambién reconoce que este tipo de videojuegos “son muy divertidos”, tanto que incluso tuvo que poner límites para no “dejar de llevar a los niños al colegio”. “La clave está en encontrar el punto medio entre mi investigación para este papel y mis labores como padre y marido”.

Declaraciones que pueden servir para inspirar a otras personas. Por muy divertidos que sean los videojuegos, hay que establecer límites para no pasar el día delante de la pantalla. Una observación que vale para cualquier edad con la que se aborden estos temas.