1. home
  2. /Tecnología

¿Tu ordenador se calienta mucho en verano? Con estos consejos puedes evitarlo

Te contamos los trucos más útiles para decirle adiós al sobrecalentamiento

2 Minutos de lectura
Consejos para evitar que el ordenador se caliente en verano

Aprender cómo refrigerar tu ordenador, en especial los portátiles, ampliará su vida útil

© GettyImages

Los meses de verano son, evidentemente, los más calurosos del año. En concreto, en este 2021 hemos vivido una ola de calor con temperaturas que han roto todos los registros en capitales como Sevilla, Valencia o Córdoba. Y, al igual que nosotros percibimos este calor asfixiante, nuestros ordenadores también.

Consejos para evitar que el ordenador se caliente en verano
Al igual que te proteges del sol en las horas más calurosas, también debes hacerlo con tu portátil ©GettyImages

El exceso de temperatura ambiente contribuye al sobrecalentamiento de los portátiles lo que, en ocasiones extremas, puede terminar con el sistema entrando en reposo para no dañar los componentes internos.

Para tratar de evitar esta situación, hoy te traemos una breve guía con algunos consejos prácticos para que tu ordenador no sufra en los meses más calurosos de todo el año.

Controla la temperatura externa

Como hemos indicado anteriormente, la temperatura externa está directamente relacionada con el calentamiento del ordenador. La mayoría de los equipos pueden funcionar correctamente en temperaturas comprendidas entre 10 y 35 grados. Esta es una horquilla amplia que se puede rebasar por ambos extremos, pero no demasiado.

A partir de 35 grados, casi cualquier aparato eléctrico puede ver comprometido su funcionamiento, por lo que la solución pasa por no exponer a tu ordenador o portátil a temperaturas superiores a esa cifra.

Si cuentas con aire acondicionado en tu lugar de trabajo o vivienda puedes activarlo para ayudar a controlar la temperatura, o bien, no usarlo durante las horas de más calor del día. También deberías evitar usarlo a pleno sol, ya que necesitarás más brillo en la pantalla, lo que podría aumentar aún más la temperatura de tu ordenador.

Cuidado con las aplicaciones exigentes

Pero lo que más eleva la temperatura de tu ordenador es su uso con aplicaciones muy exigentes. La edición de vídeo o fotografía, las apps profesionales y, en especial, los videojuegos, pueden llevar al límite los principales componentes del equipo (procesador, tarjeta gráfica, memoria RAM, disco duro y pantalla).

Consejos para evitar que el ordenador se caliente en verano
Evita las aplicaciones más exigentes en verano, como los videojuegos ©GettyImages

Por este motivo, es mejor limitar el uso de estas aplicaciones durante las horas de máximo calor, con el fin de intentar no sobrecalentar los componentes de tu ordenador.

Sobremesa mejor que portátil

Los portátiles, por su construcción, tienen muchos más problemas a la hora de disipar el calor de manera eficiente que los ordenadores de sobremesa. En este sentido, si tienes la posibilidad de usar un ordenador de sobremesa en verano, tu portátil te lo agradecerá.

La refrigeración adecuada

En caso de que solo dispongas de un portátil, también existen varios trucos para bajar su temperatura. Puedes comenzar por situarlo sobre un soporte que deje libre el paso del aire por debajo del dispositivo, usando cualquier objeto que tengas por casa.

Cuatro simples tapones de plástico de cualquier botella, ubicados en las cuatro esquinas de tu portátil, pueden servirte como ‘soporte improvisado’. Claro que también puedes conseguir uno de los muchos modelos de soportes con ventilador que puedes encontrar por internet para hacer este proceso más eficiente.

Limpieza por dentro y por fuera

Por último, nunca está demás recordar que la limpieza de los ordenadores (sobre todo en portátiles) es clave para aumentar su rendimiento. Si tu ordenador tiene algunos años desde que lo compraste, puedes probar a usar un spray de aire comprimido para liberar de polvo y suciedad sus ranuras laterales o inferiores. Esto mejorará mucho el flujo de aire y ganarás unos cuantos grados extra de refrigeración.

Además, si el equipo tiene mucho tiempo puede que se esté ralentizando por la cantidad de aplicaciones o basura del sistema que tenga instalada. Nunca está demás hacer una copia de seguridad y un buen formateo para que rinda como el primer día.