1. home
  2. /Tecnología

Sweet Anita: la estrella con síndrome de Tourette que triunfa haciendo directos en Internet

La popular ‘streamer’ padece un raro trastorno que le hace decir expresiones malsonantes sin control

2 Minutos de lectura
Streamer

Sweet Anita padece el síndrome de Tourette, que le hace decir expresiones malsonantes sin control

© Sweet Anita

El pasado 11 de agosto tenía lugar un hecho histórico. Bueno, dos, mejor dicho. Por un lado, Leo Messi, probablemente el mejor futbolista del siglo XXI y uno de los mejores de la historia, dejaba su club de toda la vida para fichar por el PSG francés. Por el otro, un joven de 26 años daba un golpe sobre la mesa al ser el único al que el delantero argentino le concedía una entrevista en exclusiva en el día de su presentación.

Twitch
Los videojuegos son solo una de las muchas temáticas que ofrece Twitch ©GettyImages

Lo ‘histórico’ fue que las primeras palabras del astro con su nuevo equipo se retransmitieron en directo por Twitch, la plataforma de streaming más importante del mundo, que cuenta con millones de espectadores que se conectan cada día como un medio más de entretenimiento.

Una evidencia más de que esta plataforma se ha convertido en toda una referencia para el público más joven, así como un lugar donde poder desarrollar su carrera para todo tipo de comentaristas y gamers profesionales. Y también la principal ocupación de Sweet Anita, una streamer de lo más curioso.

La historia de Sweet Anita

La conocida gamer es una mujer de 30 años que se dedica principalmente a dos actividades en su día a día: cuidar de su madre y emitir en directo sus partidas de los videojuegos más conocidos. Hasta aquí todo relativamente normal, si no fuera porque Anita padece un raro trastorno.

Se trata del Síndrome de Tourette, una curiosa patología que relacionada con el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que consiste en emitir todo tipo de improperios verbales de manera involuntaria. Además, esta enfermedad se manifiesta de manera física, con tics y movimientos accidentales de los ojos, la boca o incluso los hombros.

PlayStation
Sweet Anita comenzó jugando desde muy pequeña con consolas como la primera PlayStation ©GettyImages

A pesar de esto, la streamer no se dejó desanimar. “Al principio temía que me excluyeran por decir obscenidades”, comenta en declaraciones a la BBC. “Me siento como si estuviera siendo físicamente obligada a decir estas cosas. Siento este impulso muy fuerte. Y si no lo hago, entonces me quedo increíblemente estresada y distraída”, explica.

Aunque este trastorno suele comenzar en la infancia y tiene tratamiento, algunas personas pueden llegar a manifestarlo también durante su juventud o etapa adulta, lo que puede llegar a ser bastante incómodo en situaciones sociales.

Una actividad lucrativa

Según cuenta, Anita siempre había jugado desde que era pequeña con consolas como la primera PlayStation o la Super Nintendo. Después, se aficionaría a videojuegos online como Overwatch. Pero no fue hasta que vio a un compañero de clase jugar en su canal de Twitch que se le ocurriría la idea de abrir el suyo propio.

“Si estoy haciendo exactamente todo lo que necesitas para ser un streamer, puedo intentarlo. Hay términos y condiciones en Twitch que dicen que no puedes ser abusiva, no puedes usar insultos raciales y fóbicos y mis tics me obligan a hacerlo”, comenta.

Ahora, ha convertido su pasión en una profesión y se gana la vida haciendo directos en Twitch y jugando a videojuegos de manera profesional. Un futuro cada vez más real para miles de jóvenes que ven en esta plataforma una fuente de ingresos con la que ganarse la vida.