1. home
  2. /Tecnología

‘Un cortado y uno con leche, por favor’: así se ha actualizado el mundo del café de la mano de la tecnología

Una mirada al futuro de este producto en España y a la maquinaria detrás de esta bebida

4 Minutos de lectura
Así se ha actualizado el mundo del café en España

El consumo de esta bebida crece año tras año y la tecnología detrás de cada taza no deja de crecer

© @chloelecareux

Un gesto tan sencillo como tomar un café al despertar por la mañana está repleto de tecnología. Desde la obtención de la materia prima hasta que la negra bebida cae en la taza, existen muchos elementos que determinan su aroma, sabor y propiedades organolépticas.

Una mujer, a punto de pagar en una cafetería
La tecnología ha transformado por completo la manera en la que tomamos café ©GettyImages

Y por eso hemos querido charlar con una de las personas que más sabe de café en España, el barista Damián Seijas, Embajador de Café de Nespresso España, para que nos cuente qué es lo que ha cambiado en esta industria en los últimos años y cómo la tecnología ha transformado por completo la manera en la que tomamos café.

Un barista en casa

Para la mayoría de las personas, la acción de tomar un café es un preciado momento personal. Ya sea como parte de un desayuno en familia, como un ritual para comenzar el día o como parte de una sobremesa distendida con amigos, la taza siempre está presente.

Y si el café es importante en nuestras vidas, también lo es la manera de prepararlo. Solo algunas personas se toman el tiempo de investigar para preparar un café en casa, por el tiempo que lleva y por los materiales que requiere. Quizá por eso, Damián nos explica que la nueva Vertuo es “como tener un barista en casa”. “Sea cual sea el café espresso, los usuarios pueden disponer de diferentes tipos de intensidades y perfiles aromáticos. Cada cápsula está optimizada para un tipo de preparación: ya sea una jarra de medio litro, para compartir, una pequeña taza de espresso o un café para mezclarlo con leche y preparar el famoso capuchino”, explica.

Tecnología optimizada para cada café

Y es que preparar un café perfecto pone en juego muchos factores. Desde el aparato que usemos para el tipo de extracción (por goteo, o por presión) la cantidad y calidad del café que se use, el tipo de agua, el tiempo de extracción… Es por eso que los cafés que cualquiera puede preparar en casa nunca salen iguales.

Lo que hace que esta máquina sea diferente es que cada variedad de café y cada cápsula incorpora una receta diferente con un código de barras. Esta peculiaridad hace que el sistema, gracias a la inteligencia artificial, sepa qué receta debe preparar, con lo que siempre se obtiene el mismo resultado.

Así se ha actualizado el mundo del café en España
Preparar un café perfecto pone en juego muchos factores ©Nespresso

Un mercado en amplia expansión

El consumo de café en casa ha crecido un 4,7% en el último año debido principalmente al confinamiento derivado de la pandemia. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se espera que en 2021 el consumo de esta bebida supere los 103.000 litros en todo el país, lo que da una buena imagen de la expansión de este sector.

“Hace diez años, el consumo de café de especialidad era una tendencia y ahora es una realidad. En todas las grandes ciudades hay muchos coffee shops y los consumidores tienen la posibilidad de prepararlo igual en casa

Y el dato es todavía más llamativo en el consumo de cápsulas, que viene experimentando un crecimiento anual cercano al 15% anual según datos del ministerio. La razón, según Damián, está clara: “Hace diez años, el consumo de café de especialidad era una tendencia y ahora es una realidad. En todas las grandes ciudades hay muchos coffee shops y los consumidores tienen la posibilidad de prepararlo igual en casa. Así podemos olvidarnos de accesorios y nos facilita mucho la vida porque dependiendo del momento del día puedes preparar un café diferente”.

Un botón es más que suficiente

La tecnología detrás de las cápsulas tiene mucho que ver en esto. Y es que la facilidad de uso compensa con creces al mundo de posibilidades que puede llegar a ofrecer el preparar café con otro tipo de cafetera más tradicional, donde entran en juego muchos más factores.

De hecho, la nueva cafetera de Nespresso solo tiene un botón. El diseño y la tecnología detrás del aparato se ha cristalizado hasta el punto de que el usuario no tiene que hacer nada más que introducir la cápsula y pulsar el botón para obtener la bebida.

“Yo preparo todo tipo de cafés, pero lo que creo que pueden aportar este tipo de aparatos es versatilidad. Yo decido el tamaño de taza que quiero y en el estilo del café que quiero y me ahorra tiempo. Me facilita la vida, porque puedo tener una jarra de medio litro en poco tiempo para servir, por ejemplo, en una sobremesa con amigos”, comenta.

Los asistentes de vuelo atendiendo a los pasajeros
Tomar café es una experiencia social y prepararlo ahora es más sencillo que nunca gracias a la tecnología ©GettyImages

Un sistema más justo y solidario

Otro de los grandes retos tecnológicos del mundo del café para los próximos años es reducir su impacto medioambiental y cuidar a los caficultores. Muchos de ellos, están en países en vías de desarrollo, sobre todo las variedades de cafés que provienen del continente africano. Por eso, la tecnología también debe servir para mejorar la calidad de vida de estos agricultores.

“Mucha parte del problema de los residuos que generan las cápsulas está en la poca cultura del reciclado que tenemos en España”

“Nosotros trabajamos con aluminio, un material que se puede devolver a la industria. Mucha parte del problema de los residuos que generan las cápsulas está en la poca cultura del reciclado que tenemos en España. Sin embargo, nosotros usamos cápsulas con un 85% de aluminio reciclado. Ofrecemos puntos de recogida en los principales centros comerciales e incluso tenemos proyectos sociales para mejorar el reciclado”, indica Damián.

Y es que uno de los proyectos más interesantes que llevan a cabo desde esta empresa es el del arroz solidario. En él, recogen las cápsulas que les entregan los consumidores, las reciclan y utilizan el café para fabricar compost. Con ese compost, ayudan a cultivar hasta 150 toneladas de arroz en el Delta del Ebro, un arroz que después compran para donar al Banco de Alimentos de España.

En resumidas cuentas, parece que las cápsulas han llegado para quedarse. “Yo creo que puede convivir perfectamente con los métodos tradicionales para tomar café. Lo importante es que las empresas que venden café sean responsables. La empresa que no sea responsable va a desparecer”, concluye.