1. home
  2. /Tecnología

El nuevo supervelero de Jeff Bezos es tan grande que necesita su propio yate

Hasta ahora el fundador de Amazon no poseía ningún barco en propiedad

2 Minutos de lectura
Jeff Bezos

Jeff Bezos junto a su novia, la presentadora y piloto de helicópteros Lauren Sánchez

© GTres

Puede que Jeff Bezos haya dejado su puesto como CEO de Amazon para centrarse en sus proyectos espaciales al frente de Blue Origin, sin embargo, el magnate parece que para su día a día prefieres más moverse en barco que a bordo de un cohete, por eso, el que es actualmente el hombre más rico del mundo ha mandado construir a la empresa Oceanco, especializada en embarcaciones de lujo, un supervelero de 127 metros de eslora, varias cubiertas y tres enormes mástiles, para convertirse así no solo en el “rey” del espacio, sino también en el del océano.

Compañía espacial de Jeff Bezos
Jeff ha abandonado su puesto como CEO de Amazon para centrarse en su proyecto más personal, los viajes espaciales ©GettyImages

El barco, que está valorado en más de 410 millones de euros, una cifra que llega a ser casi insignificante para una persona que posee un patrimonio estimado en 156.000 millones de euros, contará con un yate de apoyo que dispondrá de un pequeño helipuerto, para que Jeff pueda llegar con la máxima seguridad, rapidez y anonimato a su nueva embarcación, bien a bordo de un helicóptero pilotado por su novia, la piloto y presentadora Lauren Sánchez o por el mismo, ya que recientemente se ha decidido a aprender pilotaje.

El capricho de Bezos, que se espera que esté preparado para surcar los mares este mismo verano, contará casi con toda seguridad con ascensores del cristal, varias piscinas, jacuzzis y salas de cine, aunque el secretismo en torno a este proyecto bautizado bajo el nombre de Y721 es total, tal y como ha señalado uno de los portavoces de la empresa encargada de su fabricación. “Oceanco valora la privacidad y confidencialidad de todos nuestros clientes y posibles clientes y, por lo tanto, no comenta nada sobre nuestra participación o no participación en proyectos específicos”.

A pesar de la inmensa riqueza de Bezos, el fundador de Amazon, no poseía en propiedad ningún barco hasta ahora, aunque eso no le impedía disfrutar del placer de navegar, alquilando a su antojo diferentes embarcaciones de lujo o a bordo del Rising Sun, el yate de 170 millones de euros propiedad de su buen amigo Davis Geffen, el millonario productor teatral y cofundador del estudio de cine DreamWorks.