1. home
  2. /Tecnología

¿Quién es Jürgen Schmidhuber?

El ‘padre’ de Siri y Alexa es uno de los responsables de la popularización del aprendizaje automático

2 Minutos de lectura
Jürgen Schmidhuber: padre del aprendizaje automático

Asistentes virtuales e inteligencias artificiales le deben mucho a su ‘padre’, Jürgen Schmidhuber

© GettyImages

En un mundo conectado y repleto de inteligencia artificial casi en cada uno de los dispositivos que tenemos por casa, el aprendizaje automático se antoja vital para que estas máquinas sean cada vez más inteligentes y útiles. Basta con citar el ejemplo de los asistentes virtuales, que se vuelven más precisos con cada nueva petición del usuario.

Todo esto tiene mucho que ver con el aprendizaje automático. Una tecnología que aunque nueva, ya está bastante asentada en el mundo de la tecnología y que permite que las inteligencias artificiales sean cada vez más precisas para los usuarios. Y todo ello se lo debemos a Jürgen Schmidhuber.

¿Qué es el aprendizaje automático?

Como su propio nombre indica, el aprendizaje automático tiene mucho que ver con cómo las máquinas, en concreto, las inteligencias artificiales, ‘aprenden’ con cada interacción con el usuario. Si una inteligencia artificial necesita de una programación para ejecutar sus funcionalidades, el aprendizaje automático hace que esas funcionalidades sean cada vez más útiles.

Para ello, utiliza una compleja red neuronal de datos que evolucionan cada vez que el usuario le pide algo. Si, por ejemplo, todos los días le preguntas a tu asistente virtual por el tiempo antes de salir de casa, el dispositivo ‘aprenderá’ que debe tener esa información lista en ese momento. Si sueles buscar restaurantes italianos cuando sales a comer, tu buscador te recomendará este tipo de establecimientos más a menudo. O si tienes una rutina para ir a dormir, tu smartphone te recordará que es hora de ir a la cama cuando llegue la hora precisa.

El padre del aprendizaje automático

¿Y qué tiene que ver Jürgen Schmidhuber en todo esto? Pues mucho, porque este científico y filósofo alemán lleva trabajando con robots desde que era joven, cuando publicó su primer trabajo sobre inteligencia artificial en 1987. En él, ya sentaba las bases del aprendizaje automático, proponiendo “un algoritmo capaz de mejorarse a sí mismo”.

Smart Speakers
Los asistentes virtuales no serían lo que son sin el aprendizaje automático ©GettyImages

Desde entonces, este algoritmo no solo se ha hecho realidad, sino que miles de millones de usuarios lo utilizan cada día en sus smartphones. El sistema se conoce como Long Short Time Memory (LSTM), y fue creado por Schmidhuber y su alumno, Sepp Hochreiter.

Este sistema, en el que se basa el deep learning, funciona de manera muy similar a una red neuronal, recopilando datos de todo tipo, como búsqueda de palabras, imágenes o sonidos que interpreta gracias a su algoritmo. Un sistema que integran los principales asistentes de voz, como Siri de Apple o Alexa de Amazon.

En declaraciones al diario El País, el científico reniega de estas tecnologías que él mismo ayudo a crear. “Apenas uso los asistentes. Son una forma de recopilar datos para venderte publicidad a medida y conseguir tu atención”. Un ataque que deja entrever una cierta animadversión contra esta tecnología y un deseo de reconocimiento que rara vez recibe. “Lo que estamos consiguiendo nosotros ahora es solo posible gracias a lo que se ha hecho previamente durante siglos. Y hay que reivindicarlo”, sentencia.