1. home
  2. /Tecnología

AirTag: así funciona este sorprendente gadget para encontrarlo todo (y estas son sus alternativas)

El nuevo dispositivo de Apple, ideal para los más despistados, llega a un mercado con muchas opciones

2 Minutos de lectura
AirTag: así funciona y estas son sus alternativas

Los AirTags se pueden personalizar con emojis para organizarlos mejor

© Apple Newsroom

Después de más de dos años de rumores, por fin, la pasada semana Apple presentó los nuevos AirTags. En una keynote de primavera en la que pudimos ver también los nuevos iMac de colores o una nueva generación de iPad Pro, los más pequeños de la casa fueron la estrella de la presentación.

Estos diminutos dispositivos, del tamaño de una moneda grande, tienen una única utilidad: conseguir que nunca vuelvas a perder ninguno de tus enseres personales. Así es como funcionan.

Un dispositivo para encontrarlo todo

Los AirTags de Apple llegan como la solución de la manzana para encontrar todo tipo de objetos. Basta con colocar el dispositivo en una de las múltiples correas que vende la marca para asociarlo a una mochila, a las llaves, a la cartera o a cualquier pertenencia que podamos imaginar.

La clave de este gadget es que se sincroniza con la cuenta de iCloud del usuario, por lo que permite buscar el dispositivo dentro de su radio de acción (unos 50 metros). La app Buscar que viene instalada por defecto en todos los iPhone y iPad permite buscar los AirTag de una manera sencilla y visual, mostrando una flecha para localizar el aparato y emitiendo un sonido cuanto más nos acercamos.

Eso sí, no cuenta con una función de ‘pérdida’, algo que muchos usuarios están echando en falta. Es decir, si te olvidas las llaves o la cartera en algún lugar, el dispositivo no te manda un aviso. Esto supone que podrás saber dónde está el AirTag en todo momento, pero tendrá que ser el usuario el que lo busque para ello.

Débil contra el robo

Otra de las grandes lagunas del AirTag es que es fácil de deshabilitar. Lo que en principio debería ser una ventaja para sustituir la pila que lleva en su interior una vez que se agote (Apple promete hasta un año de uso antes de que deje de funcionar) es también su mayor debilidad.

Cualquiera que encuentre un objeto personal con un AirTag puede quitarle la batería y el dispositivo dejará de funcionar, lo que resulta una debilidad en caso de robo. Eso sí, si la persona que lo encuentra decide devolverlo, es tan sencillo como acercarlo a un teléfono Android con chip NFC (el mismo que se usa para pagar en datáfonos contacless) para recibir una notificación con el número de teléfono y los datos personales del dueño.

Las otras opciones del mercado

Los AirTags se unen así a una larga lista de dispositivos que se pueden encontrar en el mercado. El más conocido es el Tile, un gadget muy similar en funcionalidades que permite colocarlo en llaveros, carteras o incluso en el collar el perro, para poder localizarlo gracias al GPS.

Otro de los fabricantes que ya llevan tiempo en el mercado es Chipolo. Su funcionamiento es muy similar, pero incluyen la función de avisar al usuario cuando se ha dejado el dispositivo en casa o en otro lugar. De este modo se previene eso de salir de casa sin ese objeto que siempre te sueles olvidar.

En este sentido, todo parece indicar que estamos ante el comienzo de lo que será un mundo más conectado con múltiples opciones para los usuarios. Elegir la que más convenza por precio o funcionalidades queda en manos del usuario.