1. home
  2. /Tecnología

Así es como los buscadores y las redes han luchado contra la desinformación

Un año después del primer confinamiento, repasamos las medidas de las principales plataformas en la lucha contra las fake news

2 Minutos de lectura
Buscadores y redes contra la desinformación

Las redes sociales y los buscadores trabajan cada día para evitar las fake news

© GettyImages

Parece mentira, pero ya ha pasado más de un año desde que se anunciaron las primeras medidas de confinamiento social en España. Ocurría, concretamente, el 30 de marzo de 2020, fecha en la que fue decretado el Estado de Alarma y se anunciaba el toque de queda y el confinamiento para todos los ciudadanos.

Durante 2020, la red se llenó de noticias e informaciones sobre entretenimiento, cultura, directos en redes sociales como Instagram y todo tipo de iniciativas sociales para que pasar el tiempo encerrados en casa fuera un poco más ameno. Pero, paralelamente, también se publicaron muchas fake news sobre el Covid. Un año después de este confinamiento, repasamos cómo las principales plataformas han luchado contra la desinformación

La UE, contra la desinformación

Desde la Comisión Europea llevan tiempo en estado de alerta por la proliferación de desinformación sobre el coronavirus. Desde el organismo recuerdan que “es importante informarse solamente a partir de fuentes autorizadas” y sugieren a los usuarios que sigan siempre “las recomendaciones de las autoridades sanitarias de su país y los sitios web de la UE y de las organizaciones internacionales pertinentes”, citando como fuentes oficiales únicamente dos: la ECDC (el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades) y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

En este sentido, recomiendan que los internautas pueden aportar su granito de arena “evitando compartir información no verificada que proceda de fuentes dudosas”. “La lucha contra la desinformación es un esfuerzo conjunto en el que participan todas las instituciones europeas. La UE coopera estrechamente con las plataformas online para animarlas a promocionar las fuentes autorizadas, a degradar los contenidos que hayan sido verificados y resulten ser falsos o engañosos, y a suprimir los contenidos ilícitos que puedan ser perjudiciales para la salud”, explican.

Google, la fuente y el escudo

El buscador más utilizado del mundo, Google, también ha tenido un año complicado, al ser una de las principales fuentes de búsqueda para encontrar información (y desinformación) casi por igual. Sin embargo, desde la plataforma informan de que durante 2020 bloquearon más de 99 millones de anuncios relacionados con el Covid.

Buscadores y redes contra la desinformación
Google ha invertido 25 millones de euros en una plataforma que lucha contra la desinformación ©GettyImages

De hecho, la compañía aportó 25 millones de euros con el objetivo de contribuir al lanzamiento del ‘Fondo Europeo para los Medios y la Información’, destinado a fortalecer la alfabetización mediática, combatir la información errónea y apoyar la verificación de datos (fact checking).

El principal desafío es asegurar que “todas las personas obtengan la información que deseen, las respuestas que necesitan y la precisión que se merecen”, para lo cual establecen un compromiso de cinco años de duración que “servirá para apoyar la labor del Instituto Universitario Europeo, el Observatorio Europeo de Medios Digitales y la Fundación Calouste Gulbenkian dirigida a financiar entidades que traten de abordar estos importantes desafíos”.

Las redes, en el punto de mira

Las redes sociales son también un gran foco de desinformación donde millones de personas pueden publicar mensajes de todo tipo, siempre que respeten las condiciones y políticas de servicio de la plataforma. En este sentido, la más grande de todas, Facebook, que integra dentro de su matriz a su app de mensajería Messenger, Instagram y WhatsApp también lucha contra la desinformación.

Para ello, han desarrollado su propio algoritmo capaz de identificar las publicaciones que podrían infringir sus políticas de uso, para después revisarlas e incluso censurarlas si fuera necesario. Por su parte, WhatsApp también anunció el año pasado que lanzaba un sistema de aviso para anunciar a los usuarios cuando un mensaje se había compartido de manera masiva por muchos usuarios, en pos de servir como un filtro anti bulos.

En definitiva, iniciativas para hacer que el acceso a la red sea cada vez más fiable y libre de fake news para los usuarios.