1. home
  2. /Tecnología

De Eliza a Siri: así ha sido la evolución de los asistentes virtuales

Un repaso a la evolución de los principales asistentes virtuales y su camino hasta nuestros días

2 Minutos de lectura
Así ha sido la evolución de los asistentes virtuales

De la pionera Eliza a Alexa o Siri, la evolución de los asistentes virtuales ha sido cada vez más grande, sobre todo en los últimos 10 años

© Unsplash

La inteligencia artificial avanza cada vez más rápido y buena prueba de ello son los asistentes virtuales que pueden cumplir con muchas más peticiones del usuario. Sin embargo, todo lo que hoy podemos hacer con ellos ha llevado años de trabajo, desde los primeros chatbots hasta hoy.

El primero que pensó que las máquinas podrían llegar a ‘pensar’ por sí mismas fue el matemático y padre de la informática teórica Adam Turing. El británico formuló esta cuestión allá por 1950, cuando todavía no existían los ordenadores personales y la informática y la robótica estaban aún dando sus primeros pasos.

El conocido como ‘Test de Turing’ se pregunta si las máquinas podían pensar, para lo que propuso una prueba en la que un interrogador determinaba qué jugador era un ser humano y cuál era una máquina, mediante una serie de preguntas escritas. Como todo gran descubrimiento no estuvo exento de polémica, pero su test ha perdurado hasta la actualidad y permite comprobar qué programa informático es más parecido al razonamiento de un humano.

Eliza, la pionera

El siguiente gran salto de las inteligencias artificiales tiene nombre propio: Eliza. Este fue, en 1964, el primer sistema capaz de hablar y tener una conversación utilizando el procesamiento del lenguaje natural. Esta tecnología se fue perfeccionando hasta que en 1984 nació el chatbot RACTER, que ostenta el hito de ser la primera inteligencia artificial en escribir un libro.

Aunque solo formaba parte de un experimento, “Barba del policía” fue la primera obra desarrollada íntegramente por un ordenador. Finalmente, hacia finales de la década de los noventa, esta inteligencia artificial daría vida a un chatbot que utilizó la IA aplicada a la síntesis de voz. Y, de manera paralela, apareció Dr.Sbaitso, un psicólogo virtual capaz de responder a las consultas de usuarios, con una voz digital expresamente diseñada para hablar con los usuarios.

El ‘efecto 2000’

Todos estos años de trabajo e investigación cristalizaron en el año 2000, cuando se desarrolló Elbot, y junto a él, los sistemas de chatbots que conocemos actualmente. Elbot estaba diseñado para entretener a los humanos mediante el humor.

De hecho, podríamos decir que Elbot es el ‘abuelo’ de los asistentes virtuales que conocemos hoy, como Siri, que Apple lanzó en 2010, Alexa (que llegaría en 2014 de la mano de Amazon) o Cortana, que Microsoft implementó en 2015.

Estos asistentes son capaces de reconocer comandos de voz, crean recordatorios y responder a preguntas cada vez más complejas. Y es que, según explica Nacho Ginés, Director de Producto de masvoz, “la forma en la que nos comunicamos ha experimentado grandes cambios en estos últimos años. Una evolución que se debe en gran parte a la tecnología y a la Inteligencia Artificial aplicada a la transcripción de voz a texto y a los chatbots de voz”.

La historia de los asistentes virtuales sigue su curso y cada vez son capaces de hacer más por los usuarios. La evolución de la inteligencia artificial y los sistemas de aprendizaje automático que se desarrollan en la actualidad tienen como fin dar el siguiente paso: crear una inteligencia artificial que pueda aprender de las consultas de usuario para volverse cada vez más útil.