1. home
  2. /Tecnología

5 lecciones digitales que los profesores españoles aprendieron en 2020

El año de la pandemia supuso una revolución para la manera de enseñar online

3 Minutos de lectura
5 lecciones digitales que los profesores españoles aprendieron en el 2020

Mejorar la colaboración y la implicación de los alumnos a través de las plataformas online ha sido uno de los mayores aprendizajes de esta pandemia para los profesores españoles

© GTres

La educación online ha vivido un gran auge desde que el año pasado miles de profesores y estudiantes se vieran obligados a utilizarla debido a la pandemia. Ahora, más o menos un año después del confinamiento impuesto por el Gobierno para tratar de frenar la primera oleada de contagios por Covid-19, repasamos algunas de las lecciones que el mundo de la educación aprendió… a la fuerza.

Desde el uso de plataformas digitales, clases online o videollamadas grupales, hasta métodos de motivación para mantener el aprendizaje de los alumnos intacto, estas son algunas de las enseñanzas más importantes que ha dejado este fenómeno que ha transformado para siempre la forma en la que entendemos la educación.

Colaboración e interacción

El trabajo por proyectos es uno de los grandes caballos de batalla que se llevan defendiendo desde hace años en el mundo de la educación. Si el entorno laboral es colaborativo, no tiene sentido enseñar de manera aislada. Es por eso que muchas instituciones educativas apuestan cada vez más por los proyectos y trabajos colaborativos para mejorar el aprendizaje del alumnado.

En este sentido, durante el confinamiento hemos tomado conciencia de la importancia que tiene para nosotros interactuar con nuestro entorno, un fenómeno muy significativo en la socialización de los niños, para quienes es fundamental relacionarse con sus compañeros durante el proceso de aprendizaje. Y aquí es donde brillaron las plataformas colaborativas.

“Las herramientas de colaboración han sido de vital importancia durante el aprendizaje a distancia”, comenta Rubén Benet, maestro en el Colegio Internacional de Levante y CEU UCH, “y este tipo de instrumentos han llegado para quedarse, ya que ayudan a los estudiantes a desarrollar sus habilidades de trabajo en equipo a lo largo de todo el proceso de aprendizaje”.

Cooperación entre el profesorado

Otra de las claves para mejorar el aprendizaje pasa por la colaboración entre docentes a la hora de compartir materiales para generar puntos de unión que permitan intercambiar conocimientos e ideas. En el pasado, muchos profesores guardaban con celo sus diapositivas o gráficos para explicar una determinada materia, pero ahora la tendencia ha cambiado por completo.

“Los docentes nos convertimos también en creadores de contenido para los estudiantes, son muchos los recursos digitales y tecnológicos que hemos creado y compartido para dinamizar nuestras clases y adaptarlas a la enseñanza online”, señala Fran García, maestro de EFA El Campico, Alicante.

Facilitar el acceso a los estudiantes

Pero de nada sirve tener los mejores contenidos educativos del mundo si los estudiantes no pueden acceder a ellos. En este punto se hace vital una organización de contenidos que facilite su acceso de manera habitual, tanto para maestros como para estudiantes.

5 lecciones digitales que los profesores aprendieron en 2020
El acceso para todos los alumnos al entorno digital es uno de los grandes retos de la educación actual©GettyImages

En un año en el que el acceso a estos materiales y recursos ha debido hacerse de forma completamente digital es fundamental establecer sistemas de gestión y organización útiles y claros para que los estudiantes puedan acceder a la información a través de plataformas y aplicaciones tecnológicas.

Comunicación fluida

Tal y como hemos comprobado con el auge de las redes sociales y las aplicaciones de comunicación durante el confinamiento, fomentar una comunicación fluida con los seres queridos es vital para poder seguir adelante.

En el mundo educativo ocurre lo mismo. En el triángulo formado por profesorado, estudiantes y familias es clave establecer nuevos canales de comunicación para generar una mayor conexión entre maestros, padres y estudiantes. La alineación de estas tres vías es fundamental para el desarrollo de los estudiantes, ya que una verdadera colaboración entre padres y maestros repercute de manera positiva en el aprendizaje de los propios estudiantes.

¿El fin de los exámenes?

Pero si algo está abocado a cambiar en el mundo de la educación son los exámenes como sistema de evaluación. Este tipo de pruebas pueden ser útiles en situaciones determinadas, pero eso de ‘engullir’ conocimientos durante semanas para después ‘vomitarlos’ en el examen y no volver a usarlos está abocado a desaparecer.

En este sentido, según explican desde la plataforma educativa Kahoot, uno de los aprendizajes más importantes de este año ha sido asumir, tanto por parte del maestro como de los estudiantes, que el proceso de aprendizaje no puede finalizar en una prueba de evaluación. “Hay que trabajar en el empoderamiento de los estudiantes para hacer aflorar sus competencias y que entiendan que el proceso de aprendizaje no puede terminar en el examen”, concluyen.