1. home
  2. /Tecnología

¿Es necesario legislar las redes sociales?

El caso de una niña de diez años que murió al intentar realizar un reto viral de TikTok reabre la polémica

2 Minutos de lectura
¿Es necesario legislar las redes sociales?

La neutralidad de la red es uno de los objetivos que se persiguen desde la creación de internet

© Unsplash

Las redes sociales son una herramienta con la que convivimos a diario y se han convertido en imprescindibles para marcas, instituciones públicas, centros educativos y también para muchas personas. Pero, ¿qué ocurre cuando se cruzan ciertos límites y se pone en riesgo incluso la integridad física de las personas?

El caso de una niña italiana de 10 años que ha fallecido por participar en un reto viral de TikTok ha reabierto el debate sobre si se debe legislar y poner límites a los contenidos en redes sociales.

Filtros de contenido

Lo primero que debes saber es que casi todas las plataformas ya cuentan con filtros de contenidos. Una de las últimas en incorporarlas ha sido Twitter, que llegó incluso a censurar mensajes publicados en la cuenta oficial de Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos, por incitar al desorden público afirmando que el resultado de las últimas elecciones había sido un fraude. La plataforma alertaba de que ese mensaje podía ser falso.

Tanto Facebook como Instagram incluyen también un sistema de filtrado de información en el que se censuran contenidos que no cumplan con sus Normas comunitarias. Esto incluye que cumplan con principios de autenticidad, seguridad, privacidad y dignidad.

¿Es necesario legislar las redes sociales?
Los adolescentes son los más vulnerables al mal uso de las redes sociales©AdobeStock

En el caso de Instagram, la red social censura explícitamente desnudos corporales y también el pecho femenino. De hecho, se han creado diversas iniciativas para frenar este tipo de censura, como el movimiento #Freethenipple, que pretende igualar el pecho de los hombres al de las mujeres y que ambos puedan verse en la plataforma sin que Instagram los censure.

¿Quién decide lo que se censura?

El gran problema que plantea el control y/o censura de los contenidos en la red es que no existe ningún organismo que viva ajeno a ella como para juzgar con propiedad qué contenidos pueden resultar ofensivos y cuáles no.

De hecho, plataformas como YouTube ya cuentan con sus propios filtros de contenido que se llevan a cabo de manera automática por un algoritmo. Este es uno de los aspectos más criticados, dado que muchas veces se filtran vídeos (o se desmonetizan, con lo que el creador no puede obtener ningún beneficio) si la inteligencia artificial decide que ese contenido infringe alguno de los términos y condiciones de YouTube.

Y claro, la mayoría de usuarios está de acuerdo en controlar ciertos contenidos hasta que se topan con medidas como censurar vídeos en los que aparece algún lenguaje malsonante porque no son ‘family friendly’ o bloquear vídeos divulgativos porque contienen una pequeña mención a algún contenido protegido por derechos de autor, ya sea una canción o un vídeo. En otras palabras, el debate sobre la neutralidad de la red sigue más vigente que nunca.