1. home
  2. /Tecnología

Investigadores españoles desarrollan un sistema para detectar el Covid-19 en el aire

El prototipo permite evaluar la calidad del aire y la detección temprana del virus en espacios interiores

3 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Detección de coronavirus en el aire

El sistema trata de un biosensor que utiliza anticuerpos específicos capaces de detectar el virus SARS-CoV-2 en aire

© EuropaPress

Investigadores de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), en colaboración con especialistas de la Universitat de Valencia (UV), han ideado un nuevo sistema, basado en un biosensor másico de “alta sensibilidad”, que monitoriza en continuo señales para la detección directa de SARS-CoV-2 en aerosoles atmosféricos.

El dispositivo, en fase de prototipo, permite evaluar la calidad del aire y la detección temprana de virus en espacios interiores como por ejemplo viviendas, aulas, restaurantes, cines o medios de transporte, según han informado en un comunicado.

“Esta vía de propagación está cobrando mayor peso por lo que las estrategias de control preventivo deben tener en cuenta la transmisión del virus por aerosol para la mitigación eficaz del SARS-CoV-2. El sistema que hemos desarrollado se trata de un biosensor másico que utiliza anticuerpos específicos capaces de detectar el virus SARS-CoV-2 en aire”, ha destacado el catedrático del Departamento de Química y director del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) en la UPV, Ángel Maquieira.

Los estudios preliminares se han realizado utilizando partículas similares a virus (VLP) no infectivas desarrolladas por Luis Martínez Gil, María Jesús García Murria e Ismael Mingarro, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular (Instituto Biotecmed) de la UV.

Según explican los investigadores de la UV, las VLPs (‘virus-like particles’) son partículas membranosas virales que mimetizan el virus pero que no contienen su genoma, de forma que “no son infectivas”.

En el caso concreto del SARS-CoV-2, las VLPs obtenidas en la Universitat incluyen las cuatro proteínas estructurales del virus: la de la espícula (S), la de la envuelta (E), la mayoritaria de la membrana (M), y la de la nucleocápside (N), de forma que contienen todos los elementos de la estructura del virus que permiten su reconocimiento por anticuerpos, así como por otros mecanismos de respuesta inmunológica.

“El biosensor se ha evaluado a escala de laboratorio; detecta VLPs en aire en un ambiente simulado cargado de virus, proporcionando una señal que se relaciona con la carga vírica presente en el ambiente. De este modo, al detectar carga viral a niveles que puede ser perjudiciales para la salud emitiría una señal de alarma. Se trata, por lo tanto, de un biosensor capaz de detectar SARS-CoV-2 en umbrales de concentración crítica”, ha explicado Augusto Juste, investigador predoctoral en el Instituto IDM en la UPV.

Sistema de alarma

Para Sergi Morais, investigador también del IDM de la UPV es un desarrollo “muy prometedor dado que puede servir como sistema de alarma y control para prevenir la infección de la Covid-19, sin necesidad de realizar PCR, analizando la calidad del aire en espacios concurridos o peligrosos. Esto permitirá la toma de medidas sanitarias de prevención y de alerta de la transmisión de la Covid-19”.

Coronavirus
El biosensor del IDM-UPV podría convertirse en un ‘virusómetro’ en un futuro próximo©GettyImages

La metodología y prototipo desarrollado por el equipo del IDM se encuentra actualmente en la fase de evaluación a nivel hospitalario, en un estudio que se está llevando a cabo en colaboración con el servicio de Medicina Preventiva y Calidad Asistencial del Hospital General Universitari de Castelló, dirigido por Mario Carballido Fernández.

“Los resultados del estudio permitirán formular propuestas de gestión para reducir las posibilidades de contagio en espacios interiores sanitarios. Además, deberá ayudar a establecer nuevos elementos de gestión en la seguridad de los centros de atención secundaria que ayuden a proteger la salud de los pacientes y el personal sanitario y, así, disminuyan los riesgos de transmisión en la población general. Con la llegada del invierno y el cierre de terrazas, se hace necesario garantizar que los espacios cerrados sean lugares seguros”, ha afirmado Carballido.

El biosensor del IDM-UPV efectúa medidas directas y destaca además por su facilidad de uso, bajo coste y versatilidad. “Actualmente, no hay comercializada una tecnología competitiva como la que hemos desarrollado a nivel de prototipo y podría convertirse en un virusómetro en un futuro próximo”, ha concluido el profesor David Giménez-Romero de la UV.

El desarrollo de este prototipo ha sido financiado por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital de la Generalitat Valenciana, en el marco de la llamada que el pasado mes de marzo lanzó a los agentes del Sistema de Innovación de la Comunidad Valenciana para desarrollar soluciones innovadoras en la lucha contra el coronavirus.