¡Cuidado! Una nueva estafa bancaria está llegando por correo electrónico

El phishing sigue muy activo en la actualidad y así es como puedes evitarlo

2 Minutos de lectura

09 de Octubre 2020 / 16:05 CEST

Una nueva estafa bancaria llega por correo electrónico

Así es como los ciberdelincuentes intentan robar dinero de tu cartera virtual

© GettyImages

Si has recibido recientemente un correo electrónico de Banco Santander, Bankia o Caja Rural, deberías extremar las precauciones. Y es que una nueva estafa bancaria está afectando a miles de usuarios a través de lo que se conoce como phishing. Así lo ha confirmado la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), organismo oficial del Gobierno que se encarga de proporcionar la información y el soporte necesarios para evitar y resolver los problemas de seguridad que pueden existir al navegar por internet.

“Se ha detectado una campaña de envío de correos electrónicos fraudulentos que suplantan a entidades bancarias como Bankia y Banco Santander, cuyo objetivo es dirigir a la víctima a una página web falsa (phishing) para robar sus credenciales de acceso e información bancaria, con la excusa de que tienen disponible un nuevo servicio de seguridad para sus clientes que deben aplicar”, explican en su comunicado. Esto es todo lo que puedes hacer para evitar caer en ella y mejorar tu ciberseguridad lo máximo posible.

SPAM, a la basura

El primer consejo es que si recibes este tipo de correos electrónicos fraudulentos los envíes directos a la papelera y los elimines. Abrir el correo no necesariamente tiene consecuencias, pero sí podría tenerlas el hacer click en alguno de los enlaces de su interior. Por este motivo, lo mejor será eliminarlos cuanto antes.

Una nueva estafa bancaria llega por correo electrónico
Un ciberdelincuente tratando de robar datos de clientes©GettyImages

Detectar estos correos es fácil, pues casi siempre suelen venir de un destinatario desconocido, la calidad de las imágenes y logotipos de las entidades bancarias es bastante baja y suelen pedir el acceso a algún enlace o incluso información muy privada: como contraseñas, algo que un banco real nunca pediría por correo electrónico.

Cambiar la contraseña

Otro de los must en materia de seguridad en internet son las contraseñas para acceder a los distintos servicios. Conviene tener una diferente para cada sitio y reforzar lo máximo posible las de páginas web como la de nuestro banco.

Crear una contraseña segura se puede hacer de manera manual, usando letras aleatorias, números, caracteres especiales, mayúsculas y minúsculas y tratando de que tengan al menos ocho caracteres de longitud. Además, navegadores web como Safari y Chrome ya ofrecen la posibilidad de sugerir contraseñas muy seguras que quedan almacenadas, si así lo queremos, en el propio navegador para evitar olvidarlas.

Además, es muy recomendable cambiarla como mínimo un par de veces al año. Con estos consejos se aumenta mucho la seguridad de nuestros diferentes servicios y se lo pondremos más complicado a posibles hackers.

¿Qué hacer en caso de estafa?

Si a pesar de estos consejos has entrado en alguno de estos enlaces fraudulentos, la solución que ofrece la OSI es “contactar lo antes posible con la entidad bancaria para informarles de lo sucedido y modificar la contraseña de todos aquellos servicios en los que se utilice la misma”.