Ciberespionaje en la era del coronavirus: ‘hackers’ chinos roban información de la vacuna española

Los ciberdelincuentes habrían colaborado en alguna ocasión, según un tribunal de Estados Unidos, para las autoridades de su país

1 Minuto de lectura

18 de Septiembre 2020 / 18:52 CEST

Laboratorio

‘Hackers’ chinos han extraído información de laboratorios españoles implicados en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus

© GettyImages

La carrera por conseguir la ansiada vacuna contra el coronavirus va más allá del trabajo en los laboratorios; los datos recabados en las diferentes investigaciones son, además, carne de cañón del ciberespionaje. Este tipo de ciberataques se ha producido en varios países que tienen en marcha proyectos de vacuna contra el Covid, entre ellos, España.

En los laboratorios implicados en el desarrollo de la misma se ha producido “una campaña especialmente virulenta”, tal y como ha explicado la propia directora del CNI (Centro Nacional de Inteligencia), Paz Esteban, en unas declaraciones recogidas por El País.

Ha indicado también que los servicios de inteligencia de los países afectados comparten información sobre este tipo de ataques, que proceden en su mayor parte de Rusia y de China. En España, en concreto, se tiene constancia de que el origen de su asalto informático está en China, si bien no ha trascendido qué datos son los que han sido sustraídos ni la importancia de los mismos.

Un tribunal de Estados Unidos acusa a dos ciudadanos chinos de haber extraído información sobre la vacun©GettyImages


Un tribunal federal del estado de Washington (Estados Unidos) juzga, desde julio, a dos ciudadanos chinos por asaltar los sistemas informáticos de no solo de cientos de empresas, sino también de los Gobiernos y otras entidades importantes de 11 países, España incluida.

La acusación asegura que los imputados accedieron, tras el inicio de la pandemia, “vulnerabilidades en las redes informáticas de las empresas que desarrollan vacunas covid-19, tecnología de prueba y tratamientos”, según informa el mismo diario, que señala también que los acusados habrían trabajado en alguna ocasión para las autoridades chinas.