El inesperado adiós de Kevin Mayer, CEO de la red social de moda que ha puesto a bailar a medio mundo

El director ejecutivo de Tik Tok ha dimitido de su puesto tan solo tres meses después de acceder al cargo

2 Minutos de lectura

27 de Agosto 2020 / 11:00 CEST EUROPA PRESS

Kevin Mayer

Kevin Mayer, CEO de TikTok

© Tik Tok

Kevin Mayer, ejecutivo estadounidense que asumió el pasado mes de junio las riendas de la plataforma de microvídeos TikTok, propiedad de la empresa china ByteDance, ha presentado su dimisión como consejero delegado de la compañía apenas unos días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmase la orden ejecutiva para vetar la aplicación en el país desde mediados del próximo mes de septiembre.

Mayer, quien antes de asumir las riendas de TikTok fue el responsable del lanzamiento de la plataforma de streaming de Disney y había sonado como posible candidato a dirigir la multinacional del ratón Mickey, será reemplazado de forma interina en el cargo por la actual gerente de la compañía, Vanessa Pappas.

El presidente de los Estados Unidos prohíbe cualquier transacción con la app Tik Tok
TikTok tiene en Estados Unidos más de 80 millones de usuarios©EuropaPress

“En las últimas semanas, a medida que el entorno político ha cambiado drásticamente, he reflexionado mucho sobre lo que requerirán los cambios estructurales corporativos y lo que suponen para el rol global al que me inscribí. Con este telón de fondo, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero hacerles saber con gran pesar que he decidido dejar la empresa”, anunció Mayer en una carta a los empleados obtenida por la cadena CNBC y Financial Times.

En este sentido, el ejecutivo estadounidense reconoce que “como resultado de la acción de la Administración de Estados Unidos para impulsar la venta del negocio estadounidense” sus funciones, incluida la expansión de TikTok a nivel mundial, serán muy distintas a las originalmente previstas.

Por su parte, el fundador y consejero delegado de ByteDance, Zhang Yiming, expresó en un comunicado su comprensión de la decisión de Mayer ante las dificultades políticas que debía afrontar TikTok, que además del inminente veto en Estados Unidos, ya ha sido prohibida en la India.

“Kevin habló conmigo y entiendo perfectamente que las circunstancias políticas en las que estamos operando podrían tener un impacto significativo en su trabajo en cualquier escenario, pero particularmente dado su papel global al mismo tiempo que vive en los Estados Unidos”, escribió Zhang en un carta a los empleados obtenida por Financial Times.

El pasado mes de julio, Kevin Mayer acusó a Facebook de querer acabar con la presencia en Estados Unidos de TikTok mediante “malignos ataques” disfrazados de patriotismo, incluyendo el lanzamiento de sucesivos productos que imitan a la plataforma de microvídeos musicales.

TikTok In Beijing
El Ministerio de Asunto Exteriores de China se opone a la venta forzada de TikTok a Estados Unidos©GettyImages

TikTok presentó el pasado lunes una demanda para impugnar la decisión por parte de la Administración estadounidense de prohibir TikTok en el país, “sin evidencia que lo justifique” y poniendo en peligro miles de empleos de empleos.

Donald Trump firmó el pasado 6 de agosto una orden ejecutiva que prohíbe “cualquier” transacción con la empresa propietaria de la aplicación móvil TikTok. La orden entrará en vigor a mediados de septiembre, 45 días después de su proclamación.

En una segunda orden ejecutiva, firmada el pasado 15 de agosto, el presidente de Estados Unidos fijó un plazo de 90 días para que ByteDance acabe con sus operaciones en el país y se deshaga de los datos.

Según la Casa Blanca, TikTok capta automáticamente “grandes cantidades de información” de sus usuarios, incluida información sobre Internet y otras actividades de la red, como datos de localización y de navegación e historiales de búsqueda.