Las 5 incógnitas del 5G en España

La red más rápida hasta la fecha avanza a pasos agigantados… pero sembrando dudas por el camino

2 Minutos de lectura

08 de Agosto 2020 / 11:42 CEST

Personas caminando entre la tecnología de las redes 5G

Personas viviendo en un mundo conectado gracias a la tecnología 5G

© GettyImages

La red 5G es una realidad en España, al menos, en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona donde se ha desplegado la tecnología (aunque el único operador, Vodafone, la ofrece en 21 ciudades españolas). Sin embargo, teorías conspiranoicas al margen, el 5G sigue sembrando dudas entre los usuarios. Y eso es precisamente lo que vamos a tratar de resolver en este artículo.

¿Cuándo se aumentará la red 5G?

Los planes del gobierno sobre este tema se han ido al traste con la crisis del coronavirus. Si bien el despliegue de la tecnología 5G estaba previsto para este 2020, finalmente, la subasta pública de frecuencias se ha pospuesto al primer trimestre de 2021.

Será entonces cuando se subastarán las frecuencias en la franja de los 700MHz, que ahora ocupan canales de televisión TDT. Ya hablamos acerca de este tema, explicando que hasta que la televisión digital no cambie de franja de frecuencia, resultaría imposible desplegar la red 5G para que llegue a la mayor parte del territorio nacional.

¿Para quién es el 5G?

La tecnología 5G es la evolución lógica de las redes móviles, sin embargo, necesita de dispositivos compatibles capaces de conectarse a ella. En otras palabras, la mayoría de los teléfonos que se venden en la actualidad no pueden conectarse a redes 5G, entre otros, la última gama de iPhone.

En este sentido, aunque los usuarios podrán asistir a una gran mejora del acceso a servicios como las principales plataformas de entretenimiento o los videojuegos por streaming, las empresas serán las más beneficiadas por este cambio. Según el informe ‘Mobility Report’, publicado recientemente por Ericsson, el 45% del total del tráfico que circule por las redes móviles será 5G en el año 2025, por lo que la extensión de la red 5G es primordial para el desarrollo definitivo de la transformación digital de España.

¿Qué sectores lo aprovecharán?

El 5G abre un nuevo horizonte a tecnologías como la conducción autónoma, la robótica o la realidad virtual. Para Carlos Becker, Director de Grandes Empresas y AAPP Vodafone Business, esta tecnología supondrá “un verdadero cambio de paradigma sectorial, y es una tecnología transformacional, teniendo en cuenta para qué se va a utilizar”.

Una antena 5G
Una antena de telecomunicaciones similar a las que servirán para proporcionar conectividad 5G©GettyImages

Otro de los sectores que se verá muy beneficiado es el de los videojuegos, ya que el 5G no solo promete más velocidad sino también menor latencia. Esto puede ser el paso definitivo para eliminar los lags (ralentizaciones que ocurren durante algunos videojuegos) lo que podría abrir las puertas a los juegos competitivos móviles.

También beneficiará a otras áreas vitales, como la salud. Si pensamos en el futuro más inmediato y en los acontecimientos más recientes que precisan de avances en la medicina y la investigación, la red 5G mejorará la asistencia médica a distancia y permitirá usar el Big Data como método de alerta ante posibles brotes víricos.

¿Cuánto costará?

Si hablamos de inversión, la implantación del 5G en España requerirá de alrededor de 5.000 millones de euros y el desarrollo de nuevos servicios y productos compatibles que exigirán su propia inversión.

En cuanto a los usuarios, cada operador que se sume a Vodafone (se espera que Movistar y Orange entren en el mercado del 5G para el próximo año) podrá ofertar sus propias tarifas. Lo que sí es seguro es que serán de datos ilimitados.

¿Afecta el 5G a la salud?

Durante el confinamiento se extendió el bulo de que el 5G podría afectar a la salud, o que podría ser un mecanismo de control de masas. Nada más lejos de la realidad, de hecho, desde la consultora digital Entelgy explican que existen estudios realizados por la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP) y avalados por la OMS, en los que concluyen que la radiación de las ondas 5G no es perjudicial.

Según los expertos de la GSMA, cuando usamos un móvil solo recibimos un 1% de la radiación permitida por la ICNIRP, que es la institución que establece los rangos seguros de emisión de frecuencias.