¿Cuáles son los mejores navegadores web?

Repasamos las opciones más seguras, rápidas y que mejor valoran la privacidad

2 Minutos de lectura

25 de Julio 2020 / 17:35 CEST

Los mejores navegadores web que puedes usar en tu portátil

Una mujer utilizando uno de los mejores navegadores web

© GettyImages

Aunque ya se han convertido en algo tan común en nuestro día a día que casi no les prestamos atención, los navegadores web siguen cumpliendo una función indispensable. Ya sea en ordenadores de escritorio, tablet o smartphone, navegar por internet sin ellos sería imposible. Pero ¿cuál es el mejor navegador web? Hoy repasamos las principales opciones del mercado para ver cuáles son sus virtudes y sus inconvenientes.

Google Chrome

La opción más usada del mundo. Según la consultora digital StatCounter, un 69,42% de los usuarios de internet se decantan por este navegador a la hora de buscar información en la web. Buena parte de culpa de su mérito la tiene que sea la opción nativa del buscador más usado: (¿acaso hay otro?) Google. Eso sí, ni de lejos es el navegador más rápido o el que más cuida de la privacidad. Su gran problema es la cantidad de recursos que consume, en especial, cuando hay muchas ventanas abiertas a la vez.

En materia de privacidad, la captación de datos anónimos es el principal mercado de Google, por lo que, si el usuario no lo evita activamente, muchos de esos datos de navegación irán a parar directamente a los servidores de la empresa de Mountain View para mejorar sus servicios.

Safari

Otro clásico que viene de serie en todos los ordenadores Mac, iPad y iPhone. A años luz de la insuperable cuota de mercado de Google (con un 8,48%), este navegador es estéticamente mucho más sencillo y elegante que sus competidores y tiene la ventaja de ser más ligero y rápido a la hora de cargar las web (en entornos Apple).

Su principal virtud es su integración con todo lo que el ecosistema Apple puede ofrecer: pestañas y favoritos completamente sincronizados entre dispositivos, la opción de copiar un texto en el ordenador y pegarlo en el iPhone o la ventaja de guardar todas las contraseñas en iCloud.

Mozilla Firefox

Los años no pasan por este navegador que sigue en dura pugna con Safari por ocupar el segundo puesto de los navegadores más usados. El navegador es de código abierto, lo que quiere decir que cualquier desarrollador puede tener acceso a él para hacer cambios o ayudar a mejorar la aplicación. Su espíritu libre de los primeros años de internet sigue cautivando a muchos usuarios, sobre todo después de un lavado de cara que lo hace estéticamente más atractivo y seguro.

Microsoft Edge

No se puede entender la navegación por internet tal y la conocemos sin Internet Explorer. El primer navegador masivo e integrado de serie en un sistema operativo (Windows 95) monopolizó el mercado en los albores de internet hasta la llegada del binomio Google - Chrome. Quizá por eso, muchos usuarios acabaron por cogerle manía y decir de manera sarcástica “que solo servía para descargar Chrome”. Bromas aparte, Microsoft se puso las pilas con el lanzamiento de Edge, la evolución lógica de su navegador que, ahora sí, ha logrado captar la atención de los usuarios. Su mejor baza es que está basado en Chromium, lo que lo convierte en un navegador mucho más rápido y potente a tener en cuenta.

tags: