El reconocimiento facial en los supermercados genera un debate moral

Mercadona desata la polémica tras anunciar que utilizará el esta técnica en alrededor de 40 supermercados

2 Minutos de lectura

16 de Julio 2020 / 09:40 CEST

Guardia Civil vigilando un Mercadona

La Guardia Civil vigilando los controles de seguridad de un Mercadona

© EuropaPress

El reconocimiento facial es una de las tecnologías más usadas en la actualidad y tiene múltiples aplicaciones en casi todos los campos. Desde desbloquear el teléfono móvil a aplicaciones de filtros, efectos especiales en el cine o cámaras que detectan la sonrisa antes de disparar. Sin embargo, para que todas estas funcionalidades sean posibles, el usuario debe autorizar a la aplicación (o sistema operativo) en cuestión a que recoja, guarde y procese los datos de su rostro. Ahora, el debate sobre la privacidad vuelve a la calle con la noticia que Mercadona está utilizando el reconocimiento facial en unos 40 de sus supermercados.

La decisión de la cadena de supermercados más importante de España se hacía pública el pasado 1 de julio, cuando anunciaban que los establecimientos de las ciudades de Mallorca, Valencia y Zaragoza serían pioneros en el uso de un sistema de reconocimiento facial para detectar casos de personas que tengan órdenes de alejamiento contra Mercadona.

¿Cómo funciona?

La tecnología detrás de este sistema no es nada nuevo. Una red de cámaras de seguridad graban todo el tiempo la entrada a las instalaciones y envían la información a los servidores de Mercadona, donde se cotejan los datos con su base de datos. Una vez que se detecta una coincidencia, el sistema genera una alerta al equipo de seguridad del supermercado. Una vez que este equipo confirma la información, avisan a la policía para que tome las medidas pertinentes.

Una cámara de vigilancia con reconocimiento facial
Una cámara de vigilancia con reconocimiento facial©GettyImages

Según explican desde la empresa, la medida tiene como objetivo evitar que las personas que tengan sentencias firmes o medidas cautelares de órdenes de alejamiento, ya sea contra Mercadona o contra sus trabajadores, cumplan dicha orden y no puedan acceder al interior de sus establecimientos.

¿Es legal el reconocimiento facial sin consentimiento?

Según la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), este tipo de datos de carácter biométrico están protegidos por la ley como datos de carácter especial, por lo que tienen que ser tratados de manera diferente. Aún así, Mercadona asegura que los datos que recoge en estos supermercados no se almacenan, y que son destruidos en 0,3 segundos.

Sin embargo, el verdadero problema del reconocimiento facial es que no es un sistema totalmente pulido. En otras palabras, puede llegar a fallar, por lo que podrían producirse casos de identificaciones que podrían poner en riesgo la seguridad de personas inocentes. Es por eso que la cadena de supermercados ha añadido una capa más de confirmación, haciendo que sean los propios vigilantes de seguridad los que confirmen la alerta generada por el sistema.

Otro de los problemas que suscita este tipo de reconocimiento tiene más que ver con el interrogante moral de si es lícito o no grabar a todas las personas que estén en las inmediaciones del supermercado en cuestión. Aunque el resultado de esta grabación tenga fines a priori positivos, existe todavía una polémica que habrá que solucionar con los usuarios que, por ejemplo, no quieran ser grabados o que quieran ejercer su derecho a la eliminación de sus datos.