Cámaras de fotos fabricadas con tela de araña ¿Qué son y para qué sirven?

Así es este sorprendente invento que permite tomar fotografías del interior del cuerpo humano

2 Minutos de lectura

11 de Julio 2020 / 10:10 CEST

¿Cómo serán las cámaras del futuro? Quizás fabricadas con tela de araña

Una mujer utiliza una cámara fotográfica durante un viaje

© GettyImages

Uno de los sueños más recurrentes de las historias de ciencia ficción es poder reducir el tamaño de una nave (con pasajeros dentro) para explorar el cuerpo humano. La ciencia nunca dejará de sorprendernos, sobre todo, en cuanto a nuevos materiales para fabricar aparatos que, hasta hace unos años, parecían solo un sueño de este tipo de géneros cinematográficos. Es el caso de un tejido muy conocido que ahora tiene una sorprendente aplicación. Se trata de la tela de araña, uno de los tejidos más interesantes y resistentes de la naturaleza que ahora se utilizará para crear cámaras microscópicas con fines de investigación.

Así es la innovadora técnica que se está empezando a utilizar en Taiwan, sede de las universidades Yang-Ming y Tamkang, donde se está comenzando a trabajar en un ambicioso proyecto que integra ciencia y tecnología a partes iguales. El estudio ha sido revelado en la publicación Journal of Applied Physics, una de las más prestigiosas revistas de ciencia a nivel internacional.

El descubrimiento involucra las asombrosas propiedades de los tejidos orgánicos, como la seda o la tela de araña, que permiten una gran cantidad de usos gracias a su facilidad para producirla y lo resistente que es. Los investigadores están estudiando si sería posible crear objetivos, como los de las cámaras tradicionales, que permitan tomar imágenes en alta definición dentro del cuerpo humano.

Un misterioso tejido

En concreto, el tejido en el que se centra la investigación es la dragalina: un tipo de seda que es la más resistente que se conoce. Este material es uno de los más estudiados en la actualidad por científicos de todo el mundo, dado que contiene una proteína hasta ahora desconocida para los investigadores. Las propiedades de este tejido permiten que la araña que las segrega pueda crear telarañas de entre 9 y 280 metros cuadrados donde puede cazar a sus presas.

Spider
Una araña tejido su tela en un impresionante mosaico concéntrico©GettyImages

Ahora, gracias a este tejido, los investigadores taiwaneses han logrado llevar a cabo un proyecto viable para fabricar lentes especiales, gracias a las propiedades de flexibilidad y biocompatibilidad de este tejido.

Un campo apasionante

La principal conclusión que se desprende de este descubrimiento es que este tipo de seda podría utilizarse para crear elementos quirúrgicos, como cámaras microscópicas, con las que operar se volvería mucho más sencillo.

Además, al ser biocompatible, no resulta tóxico para el organismo, con lo que se pueden utilizar en una gran cantidad de aplicaciones que impliquen reconstrucciones de tejidos, o intervenciones quirúrgicas. Descubrimientos que hacen que, día tras día, lo que antes solo estaba en el sueño de un escritor de ciencia ficción pueda llegar a la mayoría de las personas en unos años.