Dime qué música escuchas y te diré quién eres

Así funcionan los algoritmos para recomendar música de los principales servicios de streaming

2 Minutos de lectura

10 de Julio 2020 / 13:23 CEST

Una chica escuchando música en streaming

Una chica escuchando música en streaming

© Getty

Tus destacados de Spotify te conocen mejor que tú misma. Parece que siempre sabe la música que quieres oír y te recomienda grupos y canciones nuevas que “quizá te guste” muchas más veces de las que puedes contar. Pero ¿cómo inicia una aplicación de música un viaje desde The Beatles a Rosalía en un solo un click? Así es como funcionan los algoritmos de las principales plataformas de música en streaming. Dale al play.

Spotify, Apple Music (y otras aplicaciones minoritarias como Tidal, Deezer, Soundcloud o Bandcamp) viven de sus suscriptores y de que, los que no quieren pagar por escuchar música, escuchen anuncios el mayor tiempo posible. Sin embargo, lograr esto no es nada fácil. Sobre todo porque enganchar al usuario para que escuche música durante varias horas al día pasa por conocerle y ‘pincharle’ no solo las canciones que más le gustan, si no las que aún no sabe que le gustan. Y eso se consigue con algoritmos.

El algoritmo del ritmo

Una de las últimas tendencias que hacen más rápida (y precisa) la recomendación de cualquier cosa que quiera el usuario, incluida la música, es la tecnología conocida como machine learning. Esta es una de las grandes aplicaciones del big data, que consigue que la plataforma ‘aprenda’ de cómo el usuario interactúa con ella. Es una de las tecnologías más utilizadas en asistentes virtuales, que recogen todo tipo de datos e información sobre las consultas más recurrentes del usuario para ofrecer respuestas más personalizadas y precisas.

En el terreno de las recomendaciones musicales se tienen en cuenta muchos más elementos que los musicales. Por ejemplo, una de las últimas incorporaciones de este tipo de plataformas es el componente social, que puede ofrecerte recomendaciones que podrían gustarte según lo que escuchan la mayoría de tus amistades.

Un teléfono móvil reproduciendo música en streaming
Un teléfono móvil reproduciendo música en streaming©GettyImages

En resumen, cuanta más música escuchamos, más sencillo es para la plataforma recomendarnos canciones y grupos más acordes a nuestros gustos. La otra parte de la ecuación es mucho más sencilla, puesto que los datos los proporciona el propio usuario creando playlist, suscribiéndose a sus listas de reproducción favoritas o dándole like a las canciones que más le gustan para que se añadan a su lista de favoritas.

Descubrir o seguir las tendencias

Otro de los grandes retos para las plataformas de música en streaming pasa por hacer recomendaciones, más o menos desconocidas para el gran público, o bien, sugerir canciones o grupos que ya funcionan muy bien dentro de la plataforma.

Y es que la mayoría de usuarios no quieren ‘descubrir’ nueva música realmente, sino que quieren recomendaciones de canciones que estén de moda y que no hayan escuchado todavía. Lo complicado está en recomendar grupos realmente desconocidos que puedan funcionar muy bien.

Aquí está el siguiente gran reto para estas plataformas, dado que, a nivel de datos, un grupo que acaba de salir es como si no existiera para Spotify. Un reto que, seguro, veremos resuelto en pocos años.