Así es la mascarilla de 35 euros que tendrá conexión a Internet y se sincronizará con tu teléfono

Una startup japonesa ha inventado la primera mascarilla inteligente en respuesta a las necesidades que han surgido durante la crisis causada por la Covid-19

1 Minuto de lectura

07 de Julio 2020 / 18:31 CEST

El invento de Donut Robotics ha tomado en cuenta las necesidades del mundo durante la crisis causada por la Covid-19

© GettyImages

La startup japonesa Donut Robotics ha creado c-mask, una mascarilla inteligente que, entre otras cosas, será capaz de traducir el japonés a ocho idiomas más. El invento se adaptará a las medidas sanitarias y ofrecerá tecnología que facilitará algunas tareas rutinarias, como mantener una conversación, ya que con su amplificador de voz ayudará a que cada palabra que diga quien la porte, sea comprensible en un cien por cien.

Taisuke Ono, el director ejecutivo de Donut Robotics, durante una demostración en Tokio, ha compartido que el software de traducción de la innovadora mascarilla originalmente fue creado para ser integrado a unos robots que estarían en el aeropuerto internacional de Haneda, en Tokio, sin embargo y como los aeropuertos han cerrado, han decidido usar el prototipo en las mascarillas. Ono también mencionó que este invento ha sido creado en respuesta a las nuevas normas a las que nos enfrentaremos pasada la pandemia por coronavirus.

El tamaño de la mascarilla será estandarizado y para su correcto funcionamiento, deberá ser sincronizada vía bluetooth a un teléfono inteligente o a una tablet y, a través de una aplicación, el habla podrá ser convertida en mensajes de texto y se podrán hacer llamadas. Su función de traductor también será con ayuda de Internet y de la aplicación.

En Japón serán lanzadas al mercado oficialmente en septiembre de 2020 a un coste de 40 dólares (35 euros), con lo que la startup pretende recuperar la inversión hecha en las c-mask, por cerca de 240.000 euros. Después de empezar la comercialización en Japón, con 5.000 unidades, se planea expandir el negocio a China, Estados Unidos y Europa.