Así funcionan las cámaras termográficas para el control de temperaturas en grupo

Los fabricantes trabajan a contrarreloj para conseguir frenar la expansión del Covid-19 lo antes posible

2 Minutos de lectura

01 de Julio 2020 / 11:18 CEST EUROPA PRESS

Cámaras termográficas para controlar la temperatura

Este tipo de cámaras sirve para controlar la temperatura en escuelas, fábricas, oficinas, aeropuertos, estaciones y espectáculos, entre otros.

© EuropaPress

Llega el verano, las restricciones de movimiento a la población se relajan y la tecnología se convierte en un elemento fundamental para controlar el desarrollo del Covid-19 a nivel mundial. Los fabricantes trabajan a contrarreloj en herramientas para frenar esta expansión y uno de los dispositivos que cobra más relevancia es la cámara termográfica. Cada vez va a ser más habitual ver este tipo de cámaras, diseñadas específicamente para el control de temperatura corporal por grupos, en accesos muy concurridos, como escuelas, fábricas, oficinas, aeropuertos, estaciones, espectáculos u hospitales.

El kit completo para su correcto funcionamiento debe incluir la propia cámara termográfica, un calibrador y un software de gestión. Una de las empresas que trabajan en este campo es D-Link, que acaba de anunciar el lanzamiento del Kit DCS-9500T, capaz de medir la temperatura corporal de hasta 30 personas simultáneamente y en movimiento, lo que permitirá cumplir con las normativas Covid-19 en el control de accesos de sitios multitudinarios.

Cámaras termográficas para controlar la temperatura
Se trata de un elemento fundamental de control del virus ©GettyImages

Esta compañía, especializada en soluciones de comunicaciones de red, conectividad y videovigilancia, explica con detalle qué elementos hacen falta para configurar una cámara como ésta, que va a pasar a formar parte del día a día de muchos espacios en este escenario de ‘nueva normalidad’.

¿Cómo medir la temperatura a 30 personas a la vez?

Para cumplir con su importante cometido, la cámara termográfica integra una lente térmica de gran angular, así como un sensor térmico de alta resolución (Microbolómetro IRFPA no refrigerado de 400 x 300 píxeles), lo que permite obtener imágenes térmicas nítidas y resultados precisos al identificar a las personas con fiebre.

Otro elemento a destacar es el calibrador Blackbody, que se coloca separado de la cámara y calibra constantemente la lente térmica y los algoritmos de temperatura del sistema según las mediciones de temperatura medioambiental y otros valores, de forma que asegura la máxima fiabilidad en la medida de la temperatura corporal, que logra una precisión de +-0,3Cº

Junto con la lente térmica, la cámara D-Link DCS-9500T integra una lente óptica varifocal motorizada y con sensor CMOS de 2 megapíxeles con resolución 1080p y WDR (amplio rango dinámico), de forma que la cámara crea imágenes excepcionales de alta calidad a partir de la lente térmica. Las lecturas se visualizan en cualquier PC que instale el software integral CMS incluido en el kit, y que permite una completa supervisión de las temperaturas corporales de todas las personas o grupos que pasen por delante de la cámara. También es posible activar el reconocimiento facial para realizar acciones en el control de accesos, como abrir puertas.