Así es la app que recupera imágenes antiguas como por arte de magia

Una aplicación capaz de mejorar la definición de las fotos antiguas

2 Minutos de lectura

27 de Junio 2020 / 10:06 CEST

Una colección de fotos antiguas esperando ser restauradas con la app Remini

Una colección de fotos antiguas esperando ser restauradas con la app Remini

© GettyImages

El verano es uno de los mejores momentos del año para hacer fotografías. Ya sea en la playa o en algún lugar de vacaciones, siempre hay espacio para esa instantánea que guarda en su interior un momento vivido. Pero ¿qué pasa con las fotografías tomadas hace muchos años que no contaban con la definición de las cámaras actuales? Lo normal es que acaben guardadas con mimo en viejos álbumes de fotos en el desván. Ahora, una app hará que vuelvan a cobrar vida.

Se trata de Remini, una app capaz de restaurar digitalmente esas imágenes antiguas que no están del todo bien conservadas. La aplicación es realmente potente y es capaz de traer al 2020 imágenes con casi un siglo de vida. Es el caso de un retrato del poeta granadino Federico García Lorca, que se hizo viral en Twitter después de que un usuario lograra restaurarla por completo usando la app.

Una nueva vida para las imágenes antiguas

Como se puede ver en este tuit, la imagen de Lorca está totalmente recuperada y a color, algo que, hasta hace bien poco, habría costado mucho más esfuerzo, disponer de una copia física de la imagen, escanearla y utilizar un potente software de edición para ir corrigiéndola poco a poco.

  

Ahora, gracias a la inteligencia artificial, este tipo de restauraciones pueden hacerse de manera mucho más rápida y sencilla con una simple app para móvil. En concreto, Remini está disponible para Android y iOS y puede descargarse en la Google Play Store o en la App Store de manera gratuita.

Usarla es tan sencillo como instalarla en nuestro teléfono, darle permiso para acceder a la fototeca y seleccionar una imagen que ya tengamos hecha (o bien, hacer una nueva). Una vez seleccionada, la app permite el retoque de hasta 5 imágenes de manera gratuita antes de solicitar una suscripción.

Resultados… dispares

La aplicación es capaz de mejorar (y mucho) las fotografías que ya parten con una buena base. En concreto, suele funcionar bastante bien con retratos que estén más o menos enfocados y que presenten un buen contraste de colores. Sin embargo, en nuestras pruebas, no es especialmente buena corrigiendo fotos muy deterioradas. Por ejemplo, imágenes que tengan algunas grietas o arrugas por el paso del tiempo.

En resumen, puede ser una divertida forma de darle otro aire a imágenes vintage y de comprobar lo avanzada que está la tecnología y la inteligencia artificial en el ámbito del reconocimiento facial y el aprendizaje automático. Pero si lo que se busca es un resultado más profesional, habrá que pagar por la versión pro para obtener resultados más satisfactorios.