Así es la nueva consola del futuro

La nueva generación de PlayStation ya tiene diseño oficial y fecha de lanzamiento

2 Minutos de lectura

21 de Junio 2020 / 10:10 CEST

PlayStation 5 con sus accesorios

Así es la nueva PlayStation 5 junto con sus nuevos periféricos

© Sony PlayStation

Después de meses de rumores y especulaciones, por fin Sony ha presentado de manera oficial su nueva consola: la PlayStation 5. Este centro de entretenimiento de nueva generación llega con un nuevo y arriesgado diseño, nuevos mandos y, sobre todo, mucha potencia para competir con el resto de las consolas del mercado. Así es la nueva PS5, que llega con todas las papeletas para convertirse en la estrella de las próximas navidades en materia de videojuegos.

Un diseño espacial

Lo primero que sorprende del diseño de esta nueva edición de PlayStation es su atrevido diseño. Atrás quedan las consolas cuadradas y rectangulares que no aportaban nada a la decoración del salón. La nueva PS5 está pensada para convertirse en un elemento más de vanguardia. Sobre todo, teniendo en cuenta que está pensada para funcionar en vertical (aunque también podrá tumbarse en horizontal). Una torre de color blanco que esconde en su interior toda la potencia dentro de una carcasa negra. Los mandos también irán a juego, aunque de ellos hablaremos más adelante.

Otra de las cosas que pueden llamar la atención de los jugadores es que habrá dos modelos: la PlayStation 5 y la PlayStation 5 Digital Edition. Esta última, se lanzará al mercado sin unidad óptica, por lo que será el salto definitivo (con red, eso sí) de Sony hacia el mundo online y digital, diciendo adiós a las versiones físicas de los videojuegos para los usuarios que así lo decidan.

Potencia al límite para los jugadores más exigentes

Por otro lado, para los que se estén preguntando qué más pueden hacer las consolas modernas que no pueda hacer, por ejemplo, un ordenador gaming, la respuesta a todas sus preguntas es la nueva PS5. La consola llega con un procesador de 8 núcleos Zen 2 a 3.5GHz y una GPU de 10.28 TFLOPs. Además, incorporará 16 GB de memoria RAM ultrarrápida y un disco duro SSD de 825GB fabricado a medida. Todo esto con varias posibilidades de ampliación: como el almacenamiento, USB tipo A y tipo C para conexión rápida de discos duros y, en la versión completa, lector óptico Blu-ray.

En cuanto a los mandos, Sony ha cuidado hasta el más mínimo detalle para sus nuevos periféricos. De hecho, durante la presentación desvelaron cuatro nuevos dispositivos que podrán comprarse por separado para complementar la experiencia de juego. Unos auriculares inalámbricos, un mando a distancia para reproducir contenidos o navegar por los menús, una cámara en HD que será compatible con los juegos de realidad virtual de PlayStation VR y una estación de carga para conectar hasta dos mandos.

Sobre los mandos, nada nuevo bajo el sol. Sony ya había desvelado que tendrán la misma combinación de colores que la consola y el resto de los accesorios, azul, blanco y negro. Además, contarán con una superficie táctil más precisa y con gatillos y joysticks programables que se adaptarán según la situación concreta del juego al que estemos jugando.

Sin precio, pero con fecha de salida

Por último, aunque Sony no ha desvelado todavía el precio de su nueva consola de manera oficial, existen muchos analistas que ya están ofreciendo cifras cercanas a los 600 dólares (unos 532 euros al cambio). Aunque no sería de extrañar que la compañía nipona vendiera su nueva consola a un precio cerrado de 600 euros para el mercado europeo. Lo que sí es seguro es que la PS5 se lanzará de manera oficial para las navidades de 2020.