home/TECNOLOGÍA

¿Cómo evitar el robo de identidad en Internet?

Así es como podemos prevenir la suplantación de identidad y los problemas derivados de ello

2 Minutos de lectura

20 de Junio 2020 / 10:13 CEST

Una mano escribiendo sobre un teclado

Un usuario tratando de robar información a través de internet

© GettyImages

La suplantación de identidad en internet es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los usuarios. Los ciberdelincuentes son capaces de involucrar al usuario inexperto o descuidado para conseguir información privada y obtener beneficio. Es por eso por lo que conviene estar lo mejor protegidos contra este tipo de prácticas delictivas. Así es como se puede mejorar la seguridad.

Prevención, por encima de todo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, en los delitos de phishing o suplantación de identidad, la mayor parte de los problemas ocurren con la ‘colaboración’ del usuario. Esto quiere decir que muchas veces, es el propio usuario el que pincha sobre un enlace fraudulento o el que accede a compartir sus datos o contraseñas sin pensar en las consecuencias.

Desde la OSI (Oficina de Seguridad del Internauta), organismo oficial creado por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, explican que este tipo de delitos pasan por tres fases: ciberacoso, obtención de información y el acto del delito propiamente dicho. Es en la primera fase cuando el usuario tiene en su mano evitar que el ciberdelincuente complete su delito con éxito.

Contraseñas inquebrantables

En este sentido, lo primero para prevenir el robo de información es contar con una contraseña lo más segura posible. Existen muchas apps que nos permiten gestionar nuestras contraseñas de la manera más segura. Por ejemplo, 1Password, una aplicación capaz de sugerir contraseñas aleatorias y guardarlas todas en un mismo ‘llavero’ digital protegido por una contraseña maestra.

Una persona utiliza un ordenador para definir su contraseña
Un usuario cambiando su contraseña para hacerla más segura©GettyImages

Actualmente, los navegadores web como Google Chrome, Safari o Mozilla Firefox también ofrecen sugerencias de contraseñas automáticas que son bastante seguras. Como norma general, lo ideal sería cambiar la contraseña, al menos, una vez cada seis meses para maximizar la seguridad de todas las cuentas que tengamos creadas en internet.

Cuidado con los correos fraudulentos

Como hemos visto, el primer paso de un ciberdelincuente será tejer su trampa a través del ciberacoso para poder obtener lo que necesita, es decir, la colaboración del usuario. Ya sea con correos de tipo estafa, imitando una email del banco, por ejemplo, o bien amenazando al usuario con divulgar vídeos o información privada si no le dan acceso a sus cuentas. Todo vale para obtener acceso a la información.

Lo más importante en este tipo de situación es extremar las precauciones, revisar que el remitente del correo es de confianza y, sobre todo, no compartir nunca o enviar la contraseña escrita, ni por mensaje ni por correo electrónico.

Confirmación en dos pasos

Otro de los sistemas para evitar este tipo de situaciones se denomina confirmación en dos pasos. Este sistema es uno de los más fiables que se conocen y suele estar presente en la mayoría de sitios que permiten pagos online.

Consiste en que el usuario tiene que aceptar dos veces la operación para que esta se lleve a cabo. Primero, entrando con su nombre de usuario y contraseña en el servicio y, después, dando un segundo paso con un código automático que genera que se envía al smartphone. Esto significa que, aunque el ciberdelincuente obtenga el acceso a la cuenta, no podrá hacer nada más.

Con estos sencillos consejos se puede aumentar mucho la seguridad en la red, evitando así que nuestros datos caigan en manos de personas no deseadas.