Yonocopio: el mensaje de miles de estudiantes ante los exámenes online

Una iniciativa que tiene como objetivo recuperar la esperanza de los docentes

2 Minutos de lectura

05 de Junio 2020 / 09:25 CEST

Así es como serán los exámenes online

Estudiantes haciendo un examen presencial

© GettyImages

Uno de los campos donde el coronavirus ha obligado a realizar un mayor ajuste de manera más rápida ha sido en el de la educación. Millones de estudiantes se han quedado sin poder ir a clase a terminar el curso, pero no por ello han perdido sus últimos meses de formación. Para ellos, las clases y los exámenes online han conseguido salvar un curso que de otra forma se hubiera dado por perdido. Pero ¿cuáles son los retos a los que se enfrentan docentes y alumnado?

Modernizarse… o morir

Aunque muchos profesionales de la enseñanza todavía se aferraban con fuerza a sus arcaicos sistemas de clases magistrales, o peor aún, larguísimas pizarras de apuntes que había que copiar y memorizar, muchos otros ya estaban dando el paso hacia nuevas metodologías.

Estos han sido los menos afectados por el cierre de centros educativos, dado que muchos ya estaban trabajando con clases online grabadas para sus alumnos o con el aprendizaje basado en proyectos. Una metodología que permite a los alumnos aprender de manera mucho más autónoma y colaborativa.

El reto de la evaluación

Otro de los pilares que durante años se han impuesto como garantes de un buen aprendizaje es el de los exámenes. En resumidas cuentas, a muchos profesores les daba igual que el alumno en cuestión dominara la materia (o sus aplicaciones prácticas en la vida real). En su lugar, medían el progreso por las respuestas acertadas o desacertadas del examen final.

Así es cómo se realizan los exámenes online
Un adolescente haciendo un examen online ©GettyImages

Ahora esta estructura se tambalea con los exámenes online, donde muchos alumnos no estarán vigilados y tendrán la posibilidad de utilizar ayudas externas para superar estas pruebas.

¿Cómo realizar exámenes online de manera segura?

Sin embargo, existen materias y formaciones en las que resulta muy complicado evaluar de otra manera que no sea un examen de contenidos, como en el caso de las oposiciones.

Para este tipo de aprendizajes, ya se están poniendo en marcha nuevas formas de controlar a los alumnos, como el uso de la cámara del ordenador para controlar si el alumno está copiando o no. Además, los profesores reducen al máximo el tiempo para realizar los exámenes para tratar de evitar que exista la posibilidad de copiar o de preguntar a otros compañeros por grupos de WhatsApp.

Yonocopio: la iniciativa de los alumnos para reivindicarse

En este sentido, ya se han creado varias plataformas de alumnos y alumnas que han decidido por sus propios medios que no copiarán en estos exámenes. Una de las más virales fue ‘Yo no copio’ que se extendió por las redes con un vídeo que mostraba a varios jóvenes lanzando frases como “copiar es mentir a las familias“ o ”lo que hoy es copia, mañana es negligencia, estafa o robo”.

En cualquier caso, la tecnología brinda innumerables opciones para facilitar la evaluación de los profesores. Desde videollamadas online para realizar pruebas orales, plataformas de documentos en la nube para subir trabajos o el mencionado trabajo por proyectos en los que el fin es que los estudiantes demuestren que han interiorizado la verdadera utilidad de la materia dando forma a un proyecto colaborativo por grupos. Opciones que, quién sabe si en el futuro, acabarán con los exámenes tal y como los conocemos.