home/Tecnología

El exclusivo yate de la viuda de Steve Jobs

Laurene Powell es la actual propietaria de esta embarcación valorada en más de 90 millones de euros

1 Minuto de lectura

28 de Mayo 2020 / 13:51 CEST

NETHERLANDS-US-APPLE-YACHT-STEVE-JOBS

El yate cuenta con 78 metros de eslora y tiene capacidad para 12 pasajeros y 22 miembros de la tripulación

© GettyImages

No llego a verlo terminado ni pudo navegar en él, un cáncer terminal se cobraba la vida de Steve Jobs, el fundador de Apple y Macintosh, en 2011 dejando a medias el que era uno de sus proyectos más personales, su exclusivo yate Venus, que hoy en día, pertenece a su viuda, Laurene Powell Jobs. Valorado en algo más de 90 millones de euros, este yate es uno de los barcos más tecnológicos del mundo. De diseño minimalista, fue ideado por Philippe Starck y construido por Feadship bajo la batuta del reconocido empresario quien quiso crear una embarcación que tuviera lo último en sistemas de seguridad, sin perder navegación y confort.

Steve Jobs
Fue diseñado en aluminio y cristal, muy al estilo de Apple©CordonPress

“Steve quería asegurarse de que los adolescentes pudieran estar en la parte delantera del bote cuando él estaba en la parte de atrás y viceversa. Estaba obsesionado con el silencio”, ha relatado Starck . ”En su casa, los niños no hacían ruido, ni el perro, ni su esposa ... nadie hizo ruido, nunca”.

Usado frecuentemente por la viuda de Jobs y sus hijos, el yate, bautizado con el nombre de la diosa romana del amor, cuenta con 78 metros de eslora, una velocidad máxima de 22 nudos y capacidad para 12 pasajeros y 22 miembros de la tripulación. Siete iMac de 27 pulgadas lo gobiernan desde un puente de mando cuadrado y diáfano, muy al estilo de Apple. Poco más se conoce sobre el yate, ya que Steve Jobs nunca quiso que trascendiera imágenes de su interior, deseo que la familia ha cumplido hasta ahora.

82nd Annual Academy Awards Arrivals
Steve Jobs junto a su mujer, Steve Jobs, Laurene Powell, actual propietaria del yate©GettyImages

Steve encargo este barco hecho en su mayoría de aluminio y acero, con la idea de recorrer el mundo junto a su familia, un deseo que no pudo llevar a cabo pero en el que no dejó de trabajar hasta el final, con el objetivo de dejar la mayoría de los detalles cerrados y atados para que lo pudieran disfrutar los suyos.