home/TECNOLOGÍA

¿Cómo hacer que millones de personas descarguen las apps contra el coronavirus?

Los gobiernos de todo el mundo se enfrentan ahora al problema de informatizar los casos de contagiados y recuperados

2 Minutos de lectura

17 de Mayo 2020 / 10:01 CEST

Una persona sujeta un smartphone con una app

App de rastreo del coronavirus

© GettyImages

Hacer que millones de personas descarguen tu app es el sueño de todo desarrollador de aplicaciones. Sin embargo, como es de suponer, no es nada fácil lograr que muchas personas de todo un país bajen una app a su smartphone. Si a esto le sumamos los problemas éticos que suponen las apps de ‘rastreo’, tenemos un nuevo capítulo de la crisis del coronavirus que amenaza con seguir poniéndonos las cosas difíciles a nivel global.

Empecemos por el principio ¿qué son las apps de rastreo? Pues, como su propio nombre indica, son aplicaciones que pueden descargarse en el teléfono móvil y que se utilizarán para generar una gigantesca base de datos de los pacientes que hayan padecido coronavirus, los que hayan dado positivo y el resto de las personas.

Para hacernos una idea, la aplicación funcionaría de manera muy similar a como ya lo están haciendo algunas apps de citas, como Happn. El usuario puede ver a otras personas con las que se ha cruzado (y que tengan instalada la app) ya que esta registra los encuentros. En concreto, toma datos si las personas han estado cerca la una de la otra en un tiempo suficiente como para que sea posible el contagio del virus.

Un sanitario con mascarilla
Las mascarillas, clave para frenar el coronavirus©EuropaPress

La idea es que el usuario pueda saber en cada momento las personas con las que se ha cruzado para que, en caso de dar positivo, dichas personas reciban un aviso de posible riesgo para su salud.

¿Es seguro descargar estas apps?

Una de las prioridades de las empresas que desarrollan este tipo de software es cómo conseguir llegar a mucha gente sin infringir ninguna ley de privacidad. Muchas de ellas recogen datos del usuario, pero, antes de que puedan pasar a manos de la empresa, pasan por un proceso de ‘filtrado’ para convertirse en anónimas. En otras palabras, es seguro descargar estas apps, ya que la empresa actuará como mero intermediario entre usuarios.

Sin embargo, el gran problema con el que se enfrentan este tipo de aplicaciones es que, al igual que ocurre con las apps de citas que comentábamos anteriormente (o cualquier red social o aplicación de mensajería, sin ir más lejos) solo funcionan si la tienen muchas personas.

Uno de los ejemplos más claros de problemas de este tipo lo tiene Telegram, una aplicación que va, casi siempre, un par de pasos por delante en cuanto a funcionalidades de su gran competidor, WhatsApp. Sin embargo, de nada sirve si no puedes comunicarte con tu círculo de amistades o familiares.

¿Cómo hacer que millones de personas descarguen una app?

Aterrizando de nuevo en el caso de este tipo de apps, el funcionamiento óptimo de este tipo de apps solo se producirá cuando muchos millones de personas la descarguen. Para ello, algunos países ya se han puesto en marcha. Noruega, por ejemplo, ya ha conseguido que la use una cuarta parte de la población, mientras que en Australia, las autoridades han ‘amenazado’ con que la única manera de volver a ver fútbol en directo es descargándose la app.

Una app que se está creando con el apoyo de dos gigantes de la tecnología, como Apple y Google, que han ofrecido un entorno para desarrolladores con el fin de que las apps resultantes puedan instalarse en el mayor número de móviles posibles. En pocos meses, conoceremos los resultados y su eficacia real.