home/TECNOLOGÍA

La cuarentena da un impulso decisivo a la ciencia ciudadana

Desde contar pingüinos hasta diseñar proteínas para luchar contra el coronavirus, el confinamiento pueden contribuir decisivamente a todo tipo de investigaciones científicas

2 Minutos de lectura

09 de Abril 2020 / 17:59 CEST

Una gran colonia de pingüinos en el Océano Antártico

La iniciativa Penguin Watch permite participar contando ejemplares adultos, crías y huevos de pingüinos

© GettyImages

La  cuarentena  decretada en decenas de países por el coronavirus también puede tener aspectos positivos, como el crecimiento exponencial de la participación en proyectos de ciencia ciudadana. Y es que el confinamiento puede ser una oportunidad excelente para que la gente se involucre en todo tipo de iniciativas que requieren la clasificación e interpretación de imágenes. No necesitas ser un experto, sólo tener tiempo e interés, ya que la mayoría de proyectos ofrecen recursos y guías para ayudarte a empezar, así como oportunidades para colaborar a través de foros online.

El enfoque más habitual es tomar conjuntos masivos de imágenes y pedir a los voluntarios que extraigan información útil de ellos. Este tipo de trabajo se puede hacer por medio de Inteligencia Artificial y ‘machine learning’, pero los algoritmos necesitan grandes cantidades de datos verificados por humanos para “entrenarse” y poder empezar el proceso.

Los resultados de la combinación de la IA y la interpretación humana “son mejores que los que se podrían obtener con cualquiera de los dos métodos por separado”, asegura Chris Lintott, astrofísico de la Universidad de Oxford y cabeza visible de la iniciativa Zooniverse. Se trata de un gran portal de ciencia ciudadana (www.zooniverse.org) que en la última semana ha registrado 5 millones de “clasificaciones” (imágenes procesadas), cuatro veces más que sus números habituales. Durante el mismo período, se inscribieron 30.000 nuevos colaboradores, cifra récord desde que se puso en marcha en 2014.

Uno de esos proyectos, Galaxy Zoo, está dando forma a nuestra comprensión del universo. Los científicos se encargan de manejar la parte más compleja de la investigación y los demás ayudan con las tareas menos técnicas. En este caso, los astrofísicos capturan nuevas imágenes del espacio y los participantes de Galaxy Zoo ayudan a clasificar las nuevas galaxias que aparecen. El propio Lintott hace un llamamiento para que más voluntarios se sumen a la iniciativa. “Bien podrías ser la primera persona que vea una nueva galaxia. Con sólo entrar en el sitio web, puedes descubrir literalmente algo que nadie ha visto antes”, declaró a Space.com.

En otra de las investigaciones con participación colectiva, llamada Penguin Watch, adultos y niños a partir de cinco años pueden ayudar a rastrear los patrones de reproducción de los pingüinos. Los voluntarios se encargan de contar los ejemplares adultos, los polluelos y los huevos visibles en las fotos capturadas por 100 cámaras distribuidas alrededor de la península Antártica.

La ciencia ciudadana también puede ejercerse a través de juegos
Foldit es un juego online que invita a diseñar proteínas como si fueran puzzles©Foldit

El propio  coronavirus es el tema central de otros proyectos de ciencia ciudadana, en los que se pide tu participación para ayudar a combatir la epidemia y otras enfermedades infecciosas. Foldit es un juego online que desafía a los usuarios a diseñar proteínas para entender mejor su estructura y función a través de una especie de puzzle interactivo. El equipo de Foldit, formado por investigadores de la Universidad de Washington, desafía ahora a sus usuarios a diseñar proteínas antivirales que sean capaces de unirse a las proteínas que sobresalen de la membrana del virus SARS-CoV-2 y bloquear así su mecanismo de infección.

Los diseños de los participantes son sometidos cada día a análisis que utilizan Inteligencia Artificial para seleccionar los que tienen más posibilidades de tener éxito. Las soluciones más efectivas pasarán al laboratorio para ser fabricadas y probadas en el Instituto de Diseño de Proteínas de Seattle. De esta manera, Foldit ofrece una manera creativa de contribuir a una futura vacuna contra el virus.