Cómo WhatsApp, Facebook y Twitter luchan contra las fake news sobre el coronavirus

Las redes sociales han puesto en marcha iniciativas y ofrecen consejos para detener la propagación de bulos y desinformación sobre la pandemia

3 Minutos de lectura

03 de Abril 2020 / 13:12 CEST

Las fake news se propagan a través de perfiles y medios de dudosa credibilidad

Las redes sociales se movilizan para combatir la "infodemia"

© GettyImages

Aparte del COVID-19, lo que se está propagando sin control a nivel mundial son las noticias falsas , que encuentran en las redes sociales perfectos vectores de contagio. Desde la sopa de murciélago como origen de la epidemia hasta la supuesta efectividad de ingerir alcohol para acabar con el patógeno, los  bulos sobre el coronavirus  no entienden de idiomas ni de fronteras y ya se habla de “infodemia” o pandemia de la información. Para enfrentar este difícil reto, las redes sociales están poniendo en marcha nuevas características y algoritmos para combatir la desinformación, además de ofrecer una serie de consejos básicos para detectar las ‘fake news’ que circulan por la red.

WhatsApp

La app de mensajería es una de las más utilizadas en todo el mundo, con más de 2.000 millones de usuarios activos mensuales. Es tremendamente útil para mantenerse en contacto con familiares y amigos, qué duda cabe, pero también es una de las más utilizadas para difundir rumores, bulos y noticias falsas, algo especialmente delicado en crisis como la provocada por el COVID-19.

Por eso, WhatsApp está preparando una función de búsqueda avanzada, que permitirá a los usuarios comprobar la veracidad de los mensajes que recibe sin salir de la aplicación. Será una herramienta especialmente útil para los mensajes reenviados con frecuencia, junto a los que aparecerá el icono de una lupa para contrastar la información en Internet.

La  Organización Mundial de la Salud  también ha unido fuerzas con WhatsApp para proporcionar información real y actualizada a través de un chat específico, que en España está disponible a través del número +41 22 501 76 90. Si cualquier usuario envía la palabra “Hola” a ese número, automáticamente se abre un menú de opciones para ayudar a resolver dudas y preguntas sobre el COVID-19, desde las últimas cifras hasta cómo protegerse.

Facebook

La red social más grande del mundo ha puesto en marcha una serie de medidas diseñadas para ayudar a mantener a los usuarios a salvo de bulos y teorías de la conspiración. Para ello, ha desplegado algoritmos encargados de buscar afirmaciones falsas o sensacionalistas entre sus anuncios de pago, como los de personas y empresas que aseguraban poder prevenir, curar o proteger contra el virus a cambio de dinero.

Facebook también estableció la prohibición de vender a través de su plataforma de comercio electrónico ciertos artículos que escasean debido al brote, como mascarillas y desinfectantes para las manos. Algunos anunciantes aprovecharon la ocasión para afirmar de manera manifiestamente falsa que habría escasez de otros productos no relacionados, por lo que la red social de Mark Zuckerberg se ha esforzado también en eliminar ese tipo de publicidad engañosa.

Instagram -también propiedad de Facebook- utiliza algoritmos para identificar y rastrear los hashtags que se utilizan frecuentemente en publicaciones que contienen información falsa o engañosa. A partir de esta semana, también comenzó a redirigir a cualquiera que buscara información sobre el coronavirus a un mensaje especial que proporciona enlaces a fuentes de información verificadas y autorizadas.

Twitter

Fue la red social que reaccionó de manera más rápida al principio de la crisis, para asegurarse de que los usuarios que buscaran información sobre el virus lo hicieran a través de fuentes fiables. La OMS y los organismos nacionales de salud tienen desde entonces preferencia en las búsquedas de los hashtags relacionados con el COVID-19, en lugar de sitios web que se dedican a difundir bulos así como medios de comunicación que suelen difundir ‘fake news’.

A lo largo de febrero, Twitter registró más de 15 millones de tuits mencionando el coronavirus, por lo que esta medida tenía como objetivo asegurar que consejos constrastados e información científica tuvieran relevancia frente al ruido, las hipótesis infundadas y el puro pánico. A medida que se desarrolló la crisis, la red social dirigida por Jack Dorsey intensificó el uso de algoritmos de aprendizaje automático para detectar información falsa y eliminarla. Esto incluye la detección de cuentas utilizadas para negar o desaconsejar el seguimiento de los consejos oficiales o promover tratamientos o curas alternativas que no han demostrado ser eficaces.

Consejos básicos para combatir las fake news

No existe el algoritmo infalible capaz de controlar por completo los bulos que se difunden cada día en redes sociales, así que conviene tener en cuenta una serie de advertencias que las propias plataformas difunden a través de sus blogs corporativos.

  • Si buscas información, recurre a fuentes oficiales fiables.
  • Si un titular contiene afirmaciones sorprendentes y poco creíbles, o si está entre exclamaciones y con letras mayúsculas, es probable que se trate de información falsa
  • Contrasta cualquier información de origen dudoso a través de varias fuentes.
  • Las noticias falsas suelen contener imágenes o vídeos manipulados. Puedes buscar la foto o imagen para verificar de dónde proviene.
  • Poner en cuarentena (nunca mejor dicho) las afirmaciones de científicos de disciplinas no relacionadas con la epidemiología que han sido elevados a posiciones de autoridad.
  • No reenviar (o retuitear) información no contrastada
  • Muchos de los mensajes y enlaces a sitios web que contienen bulos o noticias falsas suelen tener errores ortográficos o tipográficos.
  • Si identificas algo que es falso, avisa a la persona que compartió la información contigo. Si constantemente recibes noticias falsas en un grupo o de un contacto, repórtalos.