Su primer trabajo, sus aficiones... El lado más personal de Hillary Clinton, la primera mujer que aspira a presidir Estados Unidos

Fue primera dama durante la presidencia de Bill Clinton y su carrera política despegó cuando se convirtió en senadora por Nueva York en 2001. Pero tras su imagen 'oficial' hay algunas curiosidades que tal vez no conozcas.

por Tu otro diario /


Hillary Rodham Clinton ha sido nominada oficialmente como candidata del Partido Demócrata para las elecciones que se celebrarán en noviembre en Estados Unidos y en las que se medirá al republicano Donald Trump.

Hillary Clinton, en una imagen reciente (Getty Images).

Hillary Clinton, en una imagen reciente (Getty Images).

Nacida en Chicago hace 68 años, Hillary se crió en Park Ridge junto con sus dos hermanos menores, Hugh y Tony. Su padre tenía un negocio textil y su madre era ama de casa.

Estudió Derecho en Yale y, paradójicamente, sus primeras simpatías políticas fueron para el Partido Republicano. Concretamente, hasta 1968 cuando abandonó esta formación decepcionada por los mensajes racistas que destilaba el discurso de Richard Nixon.

Uno de sus primeros trabajos, durante su época de estudiante, fue en una fábrica de pescado, donde la hoy candidata a presidenta se encargaba de destripar peces. Se dice que la despidieron por cuestionar la frescura del producto con el que trabajaba.

RELACIONADO: Sus memorias batieron récords... incluso antes de publicarse

Tras graduarse, trabajó en varias firmas de abogados, en asuntos relacionados con la protección de la infancia.

Conoció a su marido en la universidad y empezó a salir con él en 1971. Bill tuvo que pedirle matrimonio varias veces antes de que se decidiera a aceptar, allá por 1975.

En 1974 se mudó con Bill Clinton a Arkansas y fue profesora de Derecho Penal en la Universidad local.

FOTOGALERÍA: Algunas imágenes de la candidata demócrata a la Presidencia de EEUU

Su boda tuvo lugar en octubre de 1975 en una ceremonia metodista en el salón de su casa. Curiosamente, Hillary y Bill pertenecen a confesiones religiosas distintas. Ambos son protestantes, pero Bill es bautista y ella metodista, por lo que asisten a iglesias separadas.

Tras casarse continuó con su brillante carrera como abogada, de tal forma que ella ganaba más dinero que él desde 1978 hasta que ambos aterrizaron en la Casa Blanca cuando Bill Clinton fue elegido presidente de Estados Unidos, en 1992.

Getty Images

Hillary Clinton, en una de sus primeras imágenes como primera dama (Getty Images).

Ella fue la primera esposa de un presidente con un título de posgrado y con una carrera profesional propia antes de convertirse en primera dama. Bill Clinton confiaba mucho en ella y se rumorea que Hillary le aconsejaba sobre políticas y nombramientos. Tanto, que es considerada como la primera dama con más poder junto a Eleanor Roosevelt.

El escándalo Lewinsky, un affair de Bill Clinton con la becaria Monica Lewinsky, puso fin a la carrera política de su marido, pero ella permaneció a su lado en esas difíciles circunstancias.

RELACIONADO: Hillary Clinton: 'Seguir casada con Bill fue una de las decisiones más difíciles de mi vida'

En 2000 se convirtió en senadora por Nueva York, cargo que desempeñó desde 2001 hasta 2008, y más tarde se convirtió en secretaria de Estado, un cargo equivalente a ministro de Asuntos Exteriores, bajo el primer gobierno de Barack Obama.

Meses antes, se midió a él por la nominación como candidato demócrata a la presidencia, que Hillary perdió en favor de quien luego se convertiría en el primer presidente negro de Estados Unidos.

En 2013 abandonó el cargo de secretaria de Estado para lanzar definitivamente su carrera por la candidatura presidencial que ahora ha logrado y que la puede llevar a convertirse en la primera mujer presidenta del país más poderoso de la Tierra.

RELACIONADO: ​La familia Clinton presenta a la pequeña Charlotte

En un brevísimo discurso por videoconferencia, ya que no estaba previsto que interviniera en la Convención Demócrata que la nominó, Hillary Clinton dijo: "Si hay niñas que se hayan quedado despiertas hasta tarde para ver la convención, déjadme decirles: Es posible que yo sea la primera mujer presidenta, pero una de vosotras será la próxima".

Como curiosidades, hay que mencionar que Hillary Clinton tiene un premio Grammy, el que consiguió en 1996 al mejor álbum hablado por el audiolibro 'It Takes A Village'. Entre sus aficiones está la natación, que le encanta pero que admite que no puede practicar tanto como desearía.

Getty Images

Hillary Clinton, posando orgullosa con su Grammy, como una estrella (Getty Images).

Ha tenido una vida tan ajetreada, que ella misma ha confesado que su plan ideal es pasar la tarde con su familia, sacar a pasear a sus perros, cenar en casa, ver una película y levantarse tarde la mañana siguiente.

Madre de una hija, Chelsea, que nació en 1980, y abuela orgullosa de Charlotte, que nació en 2014, y de Aidan (2016), Hillary Clinton ya ha hecho historia. Nunca ninguna mujer había llegado tan lejos en la política en Estados Unidos. Y, si se impone a su rival republicano, el magnate Donald Trump, en los comicios de noviembre, todavía puede seguir rompiendo barreras.