Así está hoy, con 10 años, Sammy Griner, el célebre niño del 'meme' que arrasó en Internet

Su imagen con el puño cerrado y la boca apretada fue bautizada como 'Success Kid' (Niño con éxito) y acompañada de distintas frases ha protagonizado miles de memes desde 2010. Pero Sammy ha crecido y está hecho... ¡todo un hombrecito!

por Tu otro diario /


Tenía 11 meses cuando en 2007 su madre, Laney, colgó en su perfil del Flickr la foto de su hijo con el puño cerrado y los labios muy apretados, en un gesto que parece claramente la celebración de un logro.

No one does Success Kid like #SuccessKid.

Una foto publicada por Laney Griner (@laneymg) el

Ella ha explicado en muchas ocasiones que en realidad fue el rictus que se le quedó al bebé tras llevarse a la boca la arena de la playa, pero en Internet le han dado un uso muy alejado de ese accidental y desagradable bocado.

En 2010 esta foto empieza a popularizarse acompañada de diferentes frases como por ejemplo: "Levantarse pensando que es jueves... y que sea viernes" o "Pedir una caja de 10 nuggets... y que vengan 11". Los ejemplos son inmumerables, en inglés y en español, y han inundado las redes sociales durante muchos años.

FOTOGALERÍA: Un niño grande que de bebé fue tremendamente famoso

Ahora Sammy ha crecido y es un niño de 10 años que apenas recuerda vagamente al bebé que fue. Un usuario subió una foto de él con su madre a una red social y tuvo más de 3,3 millones de visualizaciones de usuarios que recordaban el meme y que se quedaban boquiabiertos al comprobar el cambio del niño, que ya es un preadolescente, al que le gustan la música, los videojuegos y jugar con su perro.

El pasado año, la familia Griner pasó por un trago amargo y es que su padre, Justin, empeoró de su enfermedad renal y necesitaba un trasplante de riñón que su seguro médico no cubría.

My favorite kid ever.

Una foto publicada por Laney Griner (@laneymg) el

Pese a que tenían reticencias, porque no querían usar la fama de Sammy en Internet, finalmente el temor a que Justin empeorase sin remedio les llevaron a hacer un llamamiento para buscar un donante compatible y para costearse el trasplante y el tratamiento.

Sammy y el meme del 'Success Kid' hicieron el resto y la Red se volcó con ellos. La familia dio con un donante y obtuvo más de 100.000 dólares (92.000 euros). Justin se operó con éxito y hoy tiene una excelente calidad de vida. Toda la familia recuerda ya la enfermedad como un mal sueño del que han despertado.

Y tanto Sammy como sus padres y abuelos recordarán siempre el personaje que Internet inventó a partir de su foto comiendo arena como el héroe en miniatura que salvó a su padre y posibilitó que hoy sean una familia unida y feliz.