1. home
  2. /Ocio

¿Por qué todo el mundo habla de ‘Red’, la última película de Pixar?

Está protagonizada por Mei Lee, una adolescente de trece años que se convierte en un panda rojo

2 Minutos de lectura
Producción de Pixar

Tras ‘Soul’ y ‘Luca’, es el tercer largometraje de animación que se estrena directamente en Disney+

© disney.es

La última película de Pixar no se estrenará en los cines: igual que otros títulos como Soul y Luca, lo hará directamente a Disney+. Es la plataforma de la compañía la encargada de dar la bienvenida a Red, una producción dirigida por la oscarizada Domee Shi que narra el viaje de Mei Lee (su protagonista) a través de una de las etapas vitales de todo ser humano.

El largometraje de animación, destinado a todo tipo de público, cuenta la historia de una niña de trece años llamada Mei Lee. El escenario en el que todo ocurre es la ciudad de Toronto, ambientada en la década de los 2000: dos datos a tener en cuenta puesto que son el lugar y el momento en los que Domee Shi pasó su adolescencia.

Producción de Pixar
Las mujeres de su familia sufren una maldición que las convierte en un panda cuando no controlan sus emociones ©disney.es

¿Quién es Mei Lee? Una adolescente china-canadiense que está en plena pubertad y se enfrenta, como puede, a esta fase vital que suele ser complicada para todos los seres humanos. La protagonista vive un viaje de autodescubrimiento mientras mantiene una lucha doble. Por un lado quiere ser una joven con su propia identidad y esa independencia que todos desean a su edad. Y otro desea ser la hija perfecta y obediente para su recta y conservadora familia.

La maldición del panda rojo

En medio de ese debate Mei Lee se enfrenta a temas como la vergüenza, la montaña rusa de las hormonas, la aceptación personal o el descubrimiento de quién es y quién quiere ser. Una intensidad que combina a la perfección con las aventuras junto a su grupo de amigas, con la música que le gusta (no podía faltar la ‘boyband’ de la época que es uno de los pilares de la película) y con las situaciones que vive con los chicos que le gustan.

Y por si todo esto fuera poco, Pixar pone ese toque de magia propio de la factoría: cada vez que Mei Lee no controla las emociones que siente acaba transformándose en un enorme panda gigante de color rojo. La razón es que todas las mujeres de su familia sufren una maldición que las convierte en el citado animal cuando no son capaces de mantener a raya todo lo que sienten por dentro. La niña tendrá que decidir si acepta esta peculiaridad como algo bueno o como algo malo… mientras batalla con el caos de la adolescencia.