1. home
  2. /Ocio

¿Quién es real y quién no en el retrato de Anna Delvey que han hecho en la serie sobre su historia?

La ficción de Shonda Rimes narra todos los movimientos con los que estafó a la élite neoyorquina

3 Minutos de lectura
Se hizo pasar por Anna Delvey

En la vida real, permanece en la cárcel por quedarse en EEUU más tiempo del permitido por su visado

© GettyImages

Una de las últimas series de Netflix que más está dando que hablar es ‘Inventing Anna’ (‘Inventando a Anna’). Producida por Shonda Rhimes, retrata a Anna Sorokin o Anna Delvey , como ella misma se presentaba: una estafadora que engañó a la élite de Nueva York y cuya historia se narra a lo largo de nueve capítulos. ¿Quién es real y quién no?

Lo lógico es comenzar por la protagonista. Anna Sorokin nació en Rusia, pero su familia emigró a Alemania cuando tenía 16 años: ella aseguraba ser la heredera de un rico alemán y tener un fondo fiduciario con unos cuantos millones de euros al que, de momento, no podía acceder. La realidad es que su padre era camionero y su madre era ama de casa.

Se hizo pasar por Anna Delvey
Anna era rusa, se mudó a Alemania cuando tenía 16 años y su padre no era millonario: era camionero ©GettyImages

En 2011 puso rumbo a Londres para estudiar en la escuela de bellas artes y moda Central Saint Martins. No duró demasiado: regresó a Alemania y volvió a hacer las maletas para mudarse a París, donde había conseguido una beca en la revista Purple. En 2013 la mandaron a la Semana de la Moda de Nueva York y decidió quedarse en la corresponsalía que la publicación tenía en Estados Unidos. Poco después lo dejó: comenzaba la colección de fraudes de Anna Delvey.

Con el objetivo de crear ‘The Anna Delvey Foundation (ADF)’, engañó a la clase alta de Manhattan, a amigos, a hoteles, a bancos… En 2019 la declararon culpable de múltiples cargos relacionados con robo y fue condenada a prisión: en febrero de 2021, cuatro años después de haber entrado a la cárcel, quedó en libertad. ¿Dónde está ahora? Entre rejas, una vez más, por quedarse en EEUU más tiempo del permitido por su visado.

Se hizo pasar por Anna Delvey
Con el objetivo de crear la Fundación Anna Delvey engañó a amigos, hoteles, bancos, etc. ©GettyImages

Vivian Kent

El hilo conductor de la serie es el artículo que la periodista Vivian Kent escribe sobre Anna Sorokin. El personaje está inspirado en Jessica Pressler, la redactora del New York Magazine que hizo la primera investigación sobre el caso aunque su carrera profesional poco tiene que ver con la del personaje de la ficción. Lo que sí es fiel a la realidad es la colección de visitas a la cárcel.

Rachel

Rachel DeLoache Williams trabajaba como editora de fotografía de Vanity Fair y era amiga de Anna: es ella quien se hace cargo de la factura del exclusivo viaje que hicieron a Marruecos por valor de 54.580 euros. No ha cooperado con la serie porque contó su versión de la historia en el libro ‘My Friend Anna’ que HBO adaptará a la televisión.

Se hizo pasar por Anna Delvey
En 2019 la declararon culpable de múltiples cargos relacionados con robo y fue condenada a prisión ©GettyImages

Kacy

Kacy era entrenadora personal de la élite y en la historia original (como en la serie) era una fuente anónima porque quiso evitar que el caso la salpicase mediáticamente. Lo que sí ha confesado es que Anna estuvo en el hall del edificio donde vivía durante varias horas esperando a que bajase a ayudarla.

Neff Davis

Neffatari Davis era la recepcionista de uno de los hoteles en los que Anna se alojó y no pagó, el 11 Howard, donde se hicieron amigas. En la serie defiende a Anna y en la vida real retomó su amistad con ella cuando salió de la cárcel en 2021.

Todd Spodek

Igual que ha ocurrido con otros implicados, el abogado Todd Spodek ha sido uno de los consultores de la serie, aunque ha puntualizado que no se hizo cargo del caso sin cobrar y que ningún periodista le echó una mano como sí ocurre en la serie de Netflix.