1. home
  2. /Ocio

Un hotel en el espacio: la alocada idea que será realidad dentro de 10 años

Ese es el plazo que se ha dado Jeff Bezos, artífice del proyecto, para ir mucho más allá con el recién estrenado turismo espacial

1 Minuto de lectura
Estación Espacial que Jeff Bezos prevé poner en órbita en una década

Oringal Reef será la primera estación espacial privada y tendrá habitaciones destinadas a turistas

© Original Reef

Los viajes de turistas al espacio son una realidad desde el pasado mes de julio. Hasta ahora, son viajes cortos fuera de la órbita terrestre que permiten ver nuestro planeta en todo su esplendor, así como experimentar la ingravided, pero… ¿te imaginas pasar tus vacaciones de verano en un hotel, literalmente, junto a las estrellas? Pues parece que va a ser una realidad mucho antes de lo que esperamos: en 10 años.

Sin embargo, como cabría esperar, ese hotel solo tendrá cabida para los bolsillos de unos pocos privilegiados. Al menos será así al principio, pero es más que probable que, con el paso del tiempo, sea posible rebajar los astronómicos precios de una plaza de cohete espacial y de hotel extraterrestre.

El hotel en cuestión será similar a la Estación Espacial Internacional, pero hecha y gestionada por una empresa privada, en concreto, por Blue Origin, de Jeff Bezos. El magnate ya ha anunciado que se podrá reservar desde una habitación con vistas a la Tierra, así como alquilar espacios para científicos e investigadores. Eso sí, no será un hotel al uso con decenas de huéspedes; el Original Reef (así se llama el proyecto de Bezos) se estrenará con un espacio limitado en el que podrán alojarse al mismo tiempo solo 10 personas. El tiempo dirá si se podrá ir ampliando para poder aumentar su aforo.

Excursiones espaciales desde el hotel

Más curioso si cabe es que ese peculiar hotel ofrecerá excursiones a quienes se alojen en él, propuesta para la que ya se están fabricando naves de una sola plaza con las que poder darse un paseo realmente único. Sí, parece ciencia ficción, pero ya están más que sentadas las bases para que sea una realidad.

Y no se trata de una idea alocada de un millonario aburrido: el proyecto está avalado por la NASA, la agencia aeroespacial de Estados Unidos. De hecho, el vicepresidente de la misma, Lindy Elkins-Tanton, recomienda imaginarla como “un ecosistema o una pequeña aldea”en la que podrán “germinar ideas sobre nueva ciencia y nueva economía que hoy ni siquiera podemos imaginar”.