1. home
  2. /Ocio

Doble o nada: este barco ofrece la posibilidad de vivir la experiencia de un crucero y de un parque de atracciones

El Carnival Gras se ha convertido en la primera embarcación del mundo equipada con una montaña rusa

2 Minutos de lectura
Bolt Roller

Está situada a 57 metros sobre el nivel del mar y tiene 244 metros de largo llenos de giros y caídas

© Carnival Cruise Line

La oferta de servicio y de ocio de los cruceros ha crecido de forma notable en los últimos años. A las piscinas interiores y exteriores, les siguieron los gimnasios, los cines, los rocódromos… e incluso las pistas de karts. Sin embargo, la compañía Carnival Cruise Line ha querido doblar la apuesta con el Carnival Gras. El pasado 31 de julio se convirtió en el primer crucero que zarpa… con una montaña rusa a bordo.

Se trata del mejor barco de la citada compañía y este viaje que pasará a su particular historia comenzó en el Puerto Cañaveral de Florida. Después de superar todas las pruebas que les ha puesto el coronavirus, los buques vuelven a navegar y el Carnival Gras lo hace con la montaña rusa marítima Bolt Roller como gran protagonista. Es, nunca mejor dicho, la mayor atracción que ofrecen a sus pasajeros.

Bolt Roller
La velocidad máxima que pueden alcanzar es de 64 km/h y dura unos veinte segundos ©Carnival Cruise Line

A 57 metros sobre el mar

Lo cierto es que este proyecto lleva gestándose varios años, pero hasta ahora no han podido hacerlo realidad. La Bolt Roller tiene 244 metros de largo llenos de giros, caídas y con una curva cerrada alrededor del barco. La atracción está ubicada, aproximadamente, a 57 metros sobre el nivel del mar y a seis sobre la cubierta 18 del barco: debajo de ella hay pequeño campo de golf y una pista para correr.

Son los pasajeros los encargados de controlar la velocidad. Para ir más rápido basta con girar el manillar derecho hacia atrás, como un acelerador, y si quieren un impulso adicional sólo tendrán que presionar un botón situado en la maneta izquierda. La velocidad máxima que pueden alcanzar es de 64 km/h, dura unos veinte segundos y, eso sí, el billete no está incluido en el pasaje: para disfrutar de la experiencia hay que pagar 12,75 euros.

Bolt Roller
El billete no está incluido en el pasaje: para disfrutar de la experiencia hay que pagar 12,75 euros ©Carnival Cruise Line

Su funcionamiento

Además de estar ubicada en un barco, la montaña rusa Bolt Roller tiene otra particularidad: su funcionamiento. Al estar en la parte superior de un crucero, los ingenieros tuvieron que ser especialmente creativos para hacerla funcional ya que no puede emplear la gravedad como la mayoría de este tipo de atracciones: recurrieron a la electricidad.

Normalmente los trayectos se diseñan para que la propia instalación tenga impulso suficiente para llegar hasta el final. Al carecer de esto se ha optado por un funcionamiento semejante al de una moto eléctrica autopropulsada: por eso los usuarios pueden controlar su velocidad.

tags: