1. home
  2. /Ocio

‘Puppy’ se marchita: el Guggenheim idea un plan para salvar su emblemática escultura

‘DaVidaAPuppy’ es el lema que tiene el museo para concienciar a la población acerca de las reparaciones que necesita este enorme perro floral

3 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO
Guggenheim Museum In Bilbao

El propósito es conseguir mil euros para cambiar su sistema de riego y su estructura

© GettyImages

Desde el pasado 23 de junio el museo bilbaíno Guggenheim, tiene activa una campaña de micromecenazgo o crowdfunding bajo el llamativo título #DaVidaAPuppy o, en euskera, #PuppyBiziberritu, dedicado a cubrir los gastos de reparación que necesita este canino floral. El propósito es conseguir 100.000 euros hasta otoño y parece que la colaboración ciudadana se lo está tomando en serio, pues tan solo en la primera semana que comenzó esta campaña, ¡Puppy ya había recibido algo más de 6.000 euros!.Para llevar a cabo esta recaudación,el Guggenheim ha añadido en su página web un microsite llamado ‘DaVidaAPuppy’ en el que todas las personas que lo deseen pueden aportar su granito de arena y donar de manera online la cantidad económica que consideren necesaria a través de Paypal, Bizum o tarjeta de crédito.

SPAIN-HEALTH-MUSEUM-VIRUS-ART
Esta escultura simboliza un West Highland Terrier y fue diseñada por Jeff Koons ©GettyImages

Puppy pertence a Guggeheim desde que se inauguró, en octubre de 1997, y es el que se encarga de dar la bienvenida a todos los visitantes del museo. Esta escultura, que simboliza a un West Highland Terrier gigante, fue diseñada con la finalidad de “atraer y suscitar optimismo”, palabras dichas por el artista que la creó, Jeff Koons. Sin embargo, los años pasan para todos y Puppy no iba a ser la excepción. Actualmente, su existencia corre un serio peligro y, si no se cambia su sistema de riego, así como los10 kilómetros de tuberías que envuelven el “esqueleto de acero” encargado de soportar los parterres donde están plantadas 38 mil flores, su esplendor acabará desapareciendo.

Hasta el momento se ha conseguido un 10% de los gastos aunque aún hay tiempo pues no será hasta el mes de septiembre cuando comiencen los trabajos de restauración, coincidiendo con el segundo cambio de flores de Puppy, o lo que es lo mismo, reemplazar las plantas de verano por las de la temporada de invierno. Sin embargo, el museo ha querido lanzar un aviso para tranquilizar a la población, afirmando que en caso de que no se consiga llegar a los 1000.OO euros, será el propio museo quien pondrá la diferencia. “Ha llegado el momento de darle una nueva vida”.

Es la primera vez que Guggenheim Bilbao lanza una campaña de crowfunding, y el motivo ha sido porque los expertos del Departamento de Conservación, han realizado un análisis completo y técnico y han llegado a la conclusión de que esta obra necesita “una intervención en clave preventiva de sustitución y saneamiento de los componentes de su estructura interna para asegurar su conservación futura” tal y como ha informado La Vanguardia.

SPAIN-HEALTH-MUSEUM-VIRUS-ART
Las flores que cubren la enorme mascota son cambiadas dos veces al año, una vez en invierno y otra en verano ©GettyImages

Ainhoa Sanz, responsable de conservación del museo ha querido recalcar que para ellos “no existe diferencia entre restaurar un Tiziano y el Puppy” pero sí ha querido acentuar que “los materiales y su uso pueden ser infinitos, desde la jardinería a la tecnología”. La norma principal para intervenir en una pieza es respetar la obra original y “tener claro los límites de la intervención”. Tanto Ainhoa como sus compañeros del departamento, jamás dan un paso sin antes tener el consentimiento de los artistas vivos. Koons está al tanto de la situación y de las modificaciones que va tener su mascota y ha dado el aprobado. Es más, el diseño floral que viste Puppy (uno de primavera-verano y otro de otoño-invierno) antes tiene que estar aceptado por Koons. El pelaje de este can cambian a lo largo del año. Durante el verano, se viste de color vivos que transmiten luz y alegría, mientras que de octubre a febrero está cubierto por un manto verde debido a que las plantas al inicio de otoño tardan más en florecer.

Dificultades en su restauración

Caballo de Troya, así es como lo define Lucía Aguirre, comisaria del Museo en cuanto a la estructura interna de la mascota. La parte trasera está formada por una portezuela que da lugar a las tripas de Puppy elaborado con casetones de acero poligonales. En el exterior, los parterres descansan sobre los casetones y una malla inoxidable adapta la forma orgánica haciendo que se parezca a un West Highland Terrier. Puppy nunca se ha dejado ver desnudo debido a que los operarios trabajan en los andamios.

Ainhoa Sanz aclara que durante años llevan detectando problemas y que ya es el momento de solucionarlos. Puppy necesita una reforma completa y tiene que estar reluciente para el 25 aniversario de la apertura del museo. También va a ser necesario cambiar su sistema de riesgo, Ainhoa lo tiene claro “ vamos a automatizarlo, con un cuadro de control digitalizado y sensores de humedad que lo adecuarán a la climatología”. En cuanto a la iluminación, también van a realizar mejoras, van a introducir LED para concederle mayor calidad dramática y mejor escenografía.

Con todos estos cambios,Puppy va a deslumbrar como nunca antes lo había hecho y volverá a ser la mascota más admirada y popular de todo Bilbao, pero para ello es necesario que la población siga colaborando para renacer a este perrito que tanta atención y cuidado requiere.