1. home
  2. /Ocio

La contradicción a la que puede enfrentarse Banksy: ¿va a tener que revelar su identidad para recuperar sus obras?

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea ha dictado sentencia sobre ‘Radar rat’ y ‘Girl with an umbrella’

2 Minutos de lectura
Obras de Banksy

Al no poder identificarse no es posible proteger su arte bajo las leyes de los derechos de autor

© GettyImages

Una de las claves del arte urbano de Banksy ha sido, activismo aparte, su anonimato. Su identidad oculta se ha convertido en una parte integral de su trabajo aunque ahora podría dejar de serlo. Tal y como informa The National Post, británico ha perdido los derechos sobre cuatro de sus obras tras una serie de sentencias dictadas por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Si quiere recuperarlas tendría que revelar quién es.

‘Radar rat’ y ‘Girl with an umbrella’ (conocido también este último como ‘Nola’) han sido las últimas creaciones que han pasado por el citado organismo europeo. Lo han hecho después de que la empresa británica de tarjetas de felicitación ‘Full Color Black’ argumentase que tienen el derecho legal de reproducir el trabajo de Banksy en sus productos al tratarse de obras elaboradas en la esfera pública.

Una posición reforzada por el fallo de la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE: “Es gratuito ser fotografiado por el público en general y se ha difundido ampliamente. Banksy permitió que las partes divulgasen su trabajo, proporcionó, incluso, versiones de alta resolución en su sitio web e invitó al público a descargarlas y producir sus propios artículos”.

Obras de Banksy
En 2006 aseguró, en el libro que escribió, que los derechos de autor son para perdedores ©GettyImages

Un factor determinante

Este no ha sido el único factor determinante de la sentencia. En ella ha influido el anonimato de del artista ya que su “identidad no se puede determinar legalmente y sin identificarse no puede proteger su arte bajo las leyes de los derechos de autor”. Por lo tanto, si aparecen más compañías que aprovechan estos resquicios legales para apropiarse de sus obras puede que Banksy se ve obligado a revelar su verdadero nombre e identidad al público.

Se encuentra, por lo tanto, en una disyuntiva puesto que debe decidir si su anonimato es más importante que la capacidad que tiene (o tenía) para controlar la forma con la que se puede utilizar su trabajo. Si decide salir a proteger sus marcas comerciales, sería un cambio significativo en su posición sobre el tema. No en vano, en 2006, afirmó en su libro ‘Wall and Piece’ que “los derechos de autor son para perdedores”. Puede que el paso del tiempo le ha haya hecho cambiar de parecer. O puede que no.