1. home
  2. /Ocio

¿Por qué la televisión se ha llenado de series que acabaron hace tiempo y qué tiene que ver el coronavirus con ello?

Tanto el reparto de ‘El Príncipe de Bel Air’ como el de ‘Friends’ han vuelto a reunirse en los últimos meses

2 Minutos de lectura
‘El Príncipe de Bel Air’ y ‘Friends’

Recuperar las emisiones del pasado no siempre es un éxito asegurado: deben cumplirse unas condiciones

© GettyImages

Si sigues la actualidad televisiva te habrás dado cuenta que, de un tiempo a esta parte, han regresado las series que nos mantenían pegados a la pantalla hace algunas décadas. Uno de los primeros reencuentros estuvo protagonizado por el elenco de ‘El Príncipe de Bel Air’. No ha sido el único: hemos visto la reunión de ‘Friends’, de otras series como ‘Scrubs’ e, incluso, del clan Kardashian. ¿Por qué se ha producido este fenómeno? La respuesta la tiene la pandemia del coronavirus.

El atractivo de los programas de televisión antiguos radica tanto en los recuerdos y en los sentimientos que nos producen como en sus historias. Muchos espectadores a menudo optan por volver al pasado porque genera comodidad. Algo que fue evidente durante la pandemia del coronavirus. ‘Los Soprano’ son el mejor ejemplo de esto: la serie terminó en 2011, pero el año pasado su audiencia aumentó un 122 por ciento en Reino Unido y un 200 por ciento en Estados Unidos.

Tal y como explica Constantine Sedikides, profesor de Psicología de la Universidad de Southampton, en la BBC, “la pandemia provocó malestar psicológico: incertidumbre, miedo, soledad… Para lidiar con ello, la gente suele recurrir a la nostalgia porque actúa como un correctivo y restaura el equilibrio psicológico”. Encuentran consuelo en episodios que le resultan familiares porque evocan recuerdos seguros y tiempos mejores.

‘El Príncipe de Bel Air’ y ‘Friends’
La gente encuentra consuelo en episodios que le resultan familiares porque evocan recuerdos seguros ©GettyImages

La industria

El componente emocional no ha sido el único factor de éxito de estos reencuentros con las series del pasado. La apuesta de la industria también tiene mucho con ver: con el cierre echado por el coronavirus, las cadenas supieron ver que este tipo de emisiones iban a garantizar grandes índices de audiencia fácilmente. Las productoras no tenían que correr el riesgo o el gasto de una nueva serie, solo recurrir a su archivo.

Eso sí, para que esta fórmula funcione se necesitan algunos requisitos: en caso contrario la marca se empaña. En primer lugar tiene que ser todo un evento televisivo, debe haber pasado cierto tiempo para que la gente pueda verlo a través de un prisma nostálgico e, idealmente, el elenco no debe haberse visto desde que finalizó la serie.

Todos esos factores estuvieron presentes en ‘Friends: la reunión’. Tanto es así que la grabación se retrasó hasta que las restricciones del coronavirus permitieron juntar a los seis protagonistas. A esto le añadieron la recuperación de los decorados tal y como los recordábamos y la reinterpretación de algunas de las escenas más famosas.

‘El Príncipe de Bel Air’ y ‘Friends’
Con el cierre echado, las cadenas supieron ver que este tipo de emisiones iban a garantizar grandes índices de audiencia ©GettyImages

El caso de España

A nivel nacional, los reencuentros se han producido en series como ‘Física o Química’, ‘El Internado’ o ‘Los hombres de Paco’. En el primer caso fueron un par de capítulos especiales que retrataban a sus protagonistas nueve años después de salir del instituto Zurbarán: una parte del grupo vuelve a reunirse en la boda de Yoli.

En el segundo, ‘Las cumbres’ se ha transformado en un centro especializado en reformar a jóvenes con conductas conflictivas: ahora está en medio de la montaña y mantiene su dosis de misterio. Y en el tercer regreso, Paco y sus hombres vuelven una década después con el mismo espíritu original, pero adaptado a los nuevos tiempos.