1. home
  2. /Ocio

Una pinta a 120 metros sobre el suelo: el London Eye abre un bar en sus cabinas

De la mano de la marca británica Beefeater, han transformado una de sus 32 cápsulas en un tradicional pub inglés

2 Minutos de lectura
Es la noria de Londres

La experiencia dura media hora, incluye un par bebidas y es necesario realizar una reserva previa

© London Eye

Si hay una imagen asociada al South Bank del río Támesis es la del London Eye, la noria que se ha convertido en uno de los iconos del ‘skyline’ de Londres. Mide 135 metros y fue inaugurada en el año 2000, momento en el que se erigió como la noria más alta del mundo; un título que aún conserva a nivel europeo. La atracción turística más popular del Reino Unido, con más de 3,75 millones de visitantes al año, tiene, ahora, un nuevo atractivo: ha transformado una de sus 32 cápsulas en un pub inglés

Después de pasar varios meses cerrado, el London Eye ha vuelto a abrir sus puertas por todo lo alto: para celebrar la ocasión ha inaugurado un bar situado a 120 metros del suelo, que ofrece a sus visitantes la oportunidad de disfrutar de las mejores vistas mientras toman algo. Detrás de esta iniciativa está la marca británica Beefeater y su nueva ginebra de melocotón y frambuesa. Eso sí, no será lo único que sirvan: el vino y las tradicionales pintas inglesas no faltarán.

Bautizado como ‘Pub Pod’, la cabina incluye mesas de bar de madera oscura y asientos de terciopelo rojo: una clásica combinación que podemos encontrar en los establecimientos británicos. Además, ha sido equipado con una diana para jugar a los dardos y cuenta con una llamativa decoración vegetal.

Es la noria de Londres
La inauguración tendrá lugar a principios de junio y sólo estará abierto durante los fines de semana ©London Eye

Reserva previa

La experiencia dura media hora e incluye un par bebidas, servidas por el camarero del ‘Pub Pod’, y un vaso esmaltado en color rojo de Beefeater que la marca regala a los visitantes. La inauguración tendrá lugar a principios de junio y abrirá de viernes a domingo. No obstante, para disfrutar de la experiencia se necesita visita previa y la asistencia mínima de dos personas (también hay un máximo de cinco). El precio de tomarse algo a 120 metros de altura arranca en 64 euros.

Sunny Jouhal, responsable del London Eye, explicaba que están “emocionados por dar la bienvenida a todos a bordo de uno de los pubs más altos e íntimos de Londres. El objetivo es que disfruten con nosotros este verano de una experiencia única como ninguna otra: contemplar las vistas más emblemáticas de Londres desde un pub británico”.