1. home
  2. /Ocio

Una botella de vino madurado en el espacio podría venderse por este astronómico precio

Christie‘s vende esta botella que se convertiría en la más cara del mundo

2 Minutos de lectura
Una botella de vino madurado en el espacio podría venderse por este astronómico precio

La botella pasó 14 meses en la estación espacial internacional

© Christie's

Un millón de dólares es el precio que podría a llegar a alcanzar una botella de vino francés que orbitó la Tierra durante un año. Se trata de una botella de Pétrus 200, elaborada en Burdeos y que formó parte de un estudio de investigación sobre alimentación y agricultura en el espacio. La famosa casa de subasta Christie‘s es la encargada de ponerla a la venta .

“El afortunado comprador no sólo se va a llevar una excelente botella de Petrus que ha envejecido durante 14 meses en la Estación Espacial Internacional sino una botella de más allá de la Tierra, algo fascinante comparando el sabor de ambos vinos. Y además contribuir a financiar esta fantástica investigación agrícola”, recoge en un comunicado.

Además, con este botella envejecida se incluirá una botella normal de Pétrus 2000 para que el comprador pueda comparar la diferencia que hay entre los dos. Junto a ellas también hay un baúl hecho a medida con un decantador, copas y sacacorchos de un meteorito y que recuerdan a la aventura espacial que ha vivido este objeto.

El récord de la botella más cara del mundo lo ostenta hasta ahora un Romanée-Conti de Burgoña cosecha 1945, vendido por más de medio millón de dólares en 2018. En el caso de este Petrus, no será subastado sino que Christie‘s lo ha puesto directamente en una venta privada. Mediante esta operación el precio y el comprador no son revelados a menos que este último lo autorice. Además, los ingresos de la venta se utilizarán para financiar futuras misiones espaciales.

Esta botella de vino viajó el pasado noviembre de 2019 junto a otras 11de Burdeos y 320 vides, llevadas al espacio para un experimento científico. Cada botella se ha preservado tapada dentro de un cilindro de acero para evitar roturas abordo del laboratorio espacial en órbita. Estuvieron más de 400 días en el espacio, viajando alrededor de 300 kilómetros en gravedad cero.

Tras su llegada en enero de 2021 en la nave Drgon Crew, los científicos analizaron la bebida y descubrieron que había madurado en un ambiente único de gravedad casi cero a bordo de la estación espacial. Una de las afortunadas catadoras de este vino, Jane Anson, aseguró a CNN que la maduración en el espacio le ha dado años al caldo: “Se sentía un poco más viejo, un poco más evolucionado que el vino que había permanecido en la Tierra”.