El papel más valiente de Marisol Nichols(‘Riverdale’), la actriz que luchó contra el tráfico infantil como agente secreto del FBI

Durante seis años colaboró con la agencia de investigación criminal interpretando diferentes papeles

2 Minutos de lectura

03 de Septiembre 2020 / 10:14 CEST

Marisol Nichols presents her jewelry line

Durante seis años trabajó con el FBI y otras fuerzas policiales interpretando diferentes papeles

© GettyImages

Apareció en CSI y en Ley y Orden, entre otras, pero la mayor parte de la gente la conoce por su papel de Hermione Lodge: la madre de Camila Mendes (Veronica Lodge) en la serie Riverdale. Sin embargo, la carrera de Marisol Nichols va más allá de los focos: tuvo un segundo trabajo como agente encubierta del FBI.

La actriz colaboró con la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos luchando contra el tráfico infantil. Una labor que había permanecido en un segundo plano hasta que la propia Marisol lo reveló en una entrevista concedida a Marie Claire. La razón para contarlo no ha sido otra que la serie de televisión que producirá de la mano de Sony sobre su segunda vida.

Corría el año 2012 cuando la carrera de Nichols se estancó. Fue entonces cuando comenzó a luchar contra el tráfico de personas de la mano del FBI y otras fuerzas policiales con quienes ha estado colaborando a lo largo de seis años. Como agente encubierta ha sido cebo para operaciones domésticas e internacionales actuando como una madre que quería vender a su hijo o haciéndose pasar por una niña de doce años.

Amazon Studios Golden Globes After Party - Red Carpet
Tiene su propia ONG, Foundation for a Slavery Free World, con la que combate el tráfico de personas©GettyImages

Una dura experiencia

¿Qué la llevó a dar un paso como este? Sus propias vivencias ya que cuando tenía once años fue violada por un grupo de chicos durante una fiesta, algo contra lo que todavía lucha. Tanto es así que ha creado su propia ONG: Foundation for a Slavery Free World. Con ella ayuda a liberar a aquellas personas víctimas de la esclavitud y ejerce como portavoz de la causa en diferentes organismos.

Pese a su fama, la actriz ha conseguido pasar completamente desapercibida en los casos en los que ha participado. En la misma entrevista destacaba dos de ellos. En el primero se hizo pasar por una preadolescente para capturar a las personas que estaban detrás de una página web clandestina en la que publicaban anuncios para mantener relaciones con menores. Consiguió quedar con ellos en un motel, donde pudieron detener a una docena de hombres. En el segundo caso pudieron dar con un agente inmobiliario que pretendía algo semejante.