Llegan los ‘affluencers’: ¿quiénes son y cómo han logrado ese nivel de influencia?

Dentro de las redes sociales nos encontramos perfiles que muestran su tren de vida... sin que haya una marca detrás

2 Minutos de lectura

28 de Agosto 2020 / 13:12 CEST

Los affluencer son los influencers que no necesitan a las marcas

Los ‘affluencers’ pueden llegar a ganar casi medio millón de euros en un solo año

© thechristinequinn

No, no nos hemos equivocado al escribir ‘influencer’. El término ‘affluencer’ existe y aunque ambos están relacionados, existen diferencias entre estos dos perfiles que podemos encontrar en las redes sociales. Y es que lo que marca la distancia entre unos y otros es su relación con las marcas: los segundos no las necesitan gracias a su alto nivel adquisitivo a prueba de cualquier crítica.

Tal y como recoge Mujer Hoy, esta denominación apareció en la revista neoyorkina The Cut. Corría el año 2018 y la emplearon para hablar de los ‘influencer’ que tienen una incidencia real en las personas que siguen sus pasos. Al mismo tiempo, el mundo del marketing tiene su propia concepción de los ‘affluencer’: se trata de perfiles millonarios que no tiene reparos a la hora de mostrar su nivel de vida. No esconden sus fortunas: compran lo que quieren, nunca miran el precio y lo hacen sin pedir perdón.

Los affluencer son los influencers que no necesitan a las marcas
Muestran el lujo sin miedo a las reacciones porque no dependen de ellas para permitirse ese nivel de vida©danbilzerian

Las diferencias

¿Cómo podemos diferencias ambos conceptos? Reconociendo tres de las características básicas de un ‘affluencer’. Los dos perfiles influyen en las decisiones de la gente, pero estos últimos están acostumbrados a ayudarles a elegir los productos más lujosos basándose en su experiencia, en su olfato y, sobre todo, en la transparencia de sus consejos: no son recomendaciones pagadas.

De esta manera, cuando alguien se puede permitir lo que ellos exhiben en sus redes sociales, les piden asesoramiento para viajar, invertir dinero o conseguir ese último y exclusivo par de zapatos que ha lanzado un diseñador y está agotado en todas las tiendas. Unos servicios por los que, según la agencia Iprospect, pueden llegar a ganar entre 84.000 y 420.000 euros al año.

  
 
 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 Cute or Goofy? I can never decide! 👅

 

Una publicación compartida por ChristineQuinn (@thechristinequinn) el

 

Su relación con las marcas

La segunda diferencia radica en su relación con las marcas: en el caso de los ‘affluencer’ se invierte. O lo que es lo mismo: a ellos no les hacen falta las firmas, son ellas las que los necesitan. En sus publicaciones no aparecerá la etiqueta de una compañía en cuestión porque no se trata de una publicación que tiene un fin comercial detrás. Simplemente lo han comprado y lo muestran porque quieren (y pueden).

Por último y como explicábamos antes, los ‘affluencer’ no tienen problemas a la hora de mostrar su alto e inalcanzable tren de vida. Y lo hacen sin temer la reacción de sus incondicionales: no les importa perder ‘likes’ o seguidores porque no dependen de ellos para generar ingresos. Los ‘influencers’, sin embargo, deben cuidar al máximo este aspecto porque saben que las marcas (y sus retribuciones) están muy pendientes de estas métricas.